Martina en el País de las Hadas, episodio número 25
BEGIN TYPING YOUR SEARCH ABOVE AND PRESS RETURN TO SEARCH. PRESS ESC TO CANCEL

Martina en el País de las Hadas (XXV)

Autor de la fotografía: http://www.viktorhanacek.com/

Era domingo por la mañana y la tía Conchi se afanaba en la preparación del desayuno.

—Si me pasas la harina hacemos unas «Ferminas» para desayunar.

A la tía le apetecía tomar «Ferminas», una especie de buñuelos que se había inventado una de sus hermanas, y que llevaban el nombre de la autora. Esas bolitas de harina fritas en abundante aceite eran el desayuno favorito de Nieves, así que obedeció a su tía sin pensárselo dos veces.

Una vez listas las «Ferminas»; todos se sentaron a la mesa a tomar el desayuno. Nieves disfrutaba del menú como una chiquilla, aunque a sus doce años había dejado atrás la niñez. La alegre niña había dado paso a una seria muchacha estudiosa que destacaba en el colegio, hasta el punto de que la maestra quisiera captarla para su gremio. Y así se lo había hecho saber a Ricardo, el padre de la aventajada alumna.

En esos tiempos la única opción académica para una chica de montaña era el magisterio. La maestra de Nieves se había fijado en la inteligencia de su estudiante favorita desde que era una niña. Ya entonces había forzado el adelantamiento de la escolarización de la pequeña porque le apenaba que una mente tan privilegiada quedara sin suficiente estímulo intelectual.

Y ahora su nueva cruzada sería la de convencer a Ricardo, el severo padre de Nieves, para que la dejara continuar los estudios. Era costumbre entonces que las niñas del pueblo adquirieran solamente la educación básica, puesto que en la edad adulta terminaban en el hogar al cuidado de los hijos y la casa.

La madre de Nieves había sido pionera en su pueblo con su profesión de modista, aunque también la abandonó cuando fundó su hogar. Eran pocas las mujeres que continuaban con su vida laboral después de que un hombre entrara en su vida.

Pero la maestra de Nieves se había propuesto ayudarla a cambiar su destino.

Si te ha gustado esta entrada, puedes suscribirte aquí para no perderte ninguna de mis actualizaciones.

Si quieres conocer ya el final, puedes adquirir en AMAZON el ebook o la versión en papel con la serie completa en este enlace

¡Felices labores!

Leave a comment

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked

*

code