Martina en el Pais de las Hadas episodio numero XLIII
BEGIN TYPING YOUR SEARCH ABOVE AND PRESS RETURN TO SEARCH. PRESS ESC TO CANCEL

Martina en el País de las Hadas (XLIII)

Autor de la fotografía: http://www.viktorhanacek.com/

Durante los primeros días de trabajo de Nieves en la escuela del pueblo, la maestra emérita estuvo a su lado. La asesoró sobre todo lo que necesitaba saber para gestionar la institución más querida del lugar. Una vez transmitido el conocimiento, recogió sus cosas y se marchó.

La que había sido maestra durante tantos años no tenía hijos. La vida y su determinación le habían llevado a mantenerse soltera. Ella solía ironizar cuando le preguntaban sobre esa situación poco frecuente en aquellos tiempos.

— ¡Cómo que no tengo hijos! Cada año tengo montones de hijos nuevos.

La mujer era una de las personas más queridas del pueblo, y ahora su labor la heredaba Nieves, que recibía el cargo con el peso de la responsabilidad. La profesora que le daba el testigo le dijo que ese sentimiento que la chica tenía era sinónimo de buen hacer. Si sentía esa inquietud, iba a ser una gran maestra.

La señora que había forjado la intelectualidad de tantas generaciones de chicos y chicas se marchaba tranquila. Sabía que todo iba a ir bien si su favorita continuaba su labor. Hacía falta mucho más que una licencia para ejercer esa importante profesión. Era necesario un sentido de la responsabilidad y una empatía muy especiales para ejercer la maestría como era debido. Cualquiera no servía para ayudar a personas tan jovencitas a labrarse su futuro. Pero Nieves sí que valía para ello.

Y es que la otrora niñita era ya toda una mujer. Comenzaba su trabajo como forjadora de almas en la institución que más amaba de su pueblo. Se convertía en sostén económico de su familia, en mentora de los más jóvenes… Había logrado su objetivo gracias a la fuerza de su determinación. Pero sobre todo, gracias al apoyo de su maestra y de toda su familia.

Nadie puede conseguir nada en la vida sin el amparo de los suyos.

Leave a comment

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked

*

code