Entrevista a Pa, aprendiz de Maestros de la Costura
BEGIN TYPING YOUR SEARCH ABOVE AND PRESS RETURN TO SEARCH. PRESS ESC TO CANCEL

Pa, aprendiz de Maestros de la Costura

«Mucha gente me ha dicho que se ha animado a coser a raiz del programa»

 Foto de la galería: Shine Iberia.

Pa entró en Maestros de la Costura con la suavidad de la brisa marina que tantas veces acarició su rostro, pero sus pasos silenciosos la llevaron firmemente muy cerca de la final. Gallega, licenciada en Publicidad y madre de seis hijos, esta concursante procedente de familia de marinos lleva la costura en la retina desde niña. Y en el corazón. Una querencia transmitida por su gran referente, su madre, una costurera que tejió la ropa de sus trece hijos, nueve de los cuáles fueron muchachas que pudieron lucir, el día de su boda, un traje cosido por la mujer que les dio la vida. Ahí es nada.

LA VOZ DE LAS COSTURERAS.: Muchas personas que cosen lo hacen motivadas por una historia familiar bonita: el recuerdo de una abuela que pasaba horas con el traqueteo de la máquina de coser, una madre que esperaba a la noche, cuando los niños dormían, para hacer los arreglos de la ropa de la familia… ¿hubo algún recuerdo te llevara a empezar a coser?

PA.: Desde chica he visto a mi madre coser en el cuarto de estar, con la máquina y cantando, mis hermanos alrededor haciendo la tarea o viendo la tele, somos un montón, son mis recuerdos de niña y creo que todas esas cosas me hicieron amar la costura.

L.V.C.: ¿Quién te enseñó a coser? ¿Recuerdas alguna anécdota bonita que tenga que ver con tu aprendizaje de niña?

PA.: Mi madre me enseñó a coser. Ella nos hacía la ropa a todas mis hermanas y a mí, somos 9 hermanas, aunque en la época que yo empecé a coser éramos ya solo 6 en casa, porque las otras se habían independizado. Mi madre nos hacía cuatro conjuntos por temporada a cada una (suena un poco antiguo) y hasta que me tocaba a mí, que me hiciera lo que yo quería, tardaba un montón porque soy de las pequeñas y me podía la impaciencia, así que le pedí que me enseñara para hacérmelo yo y así empecé con 15 años a coser.

L.V.C.: ¿Qué significa para ti tener la capacidad de elaborar prendas para tus seres queridos?

PA.: Me encanta, disfruto cuando termino el trabajo y lo veo puesto. A veces mis hijas se ponen muy pesadas porque no les gusta eso y lo otro, pero cuando se termina el trabajo y se lo ponen y se les ve encantadas es una compensación más. También cuando terminas una costura y te queda genial la miro y la remiro y me produce mucha satisfacción pensar que la he hecho yo.

L.V.C.: ¿Cómo supiste de Maestros de la Costura? ¿Cómo te animaste a participar en el programa?

PA.: Me enteré por la televisión, viendo MasterChef que me encanta. Mi madre acababa de morir, y yo la iba a cuidar mucho, y me dije apúntate así te entretienes haciendo el casting. Y así lo hice. Y fui pasando pruebas y pruebas y fíjate quien me iba a decir que iba a entrar en el programa.

L.V.C.: ¿Con qué te quedas de tu paso por el programa? ¿Qué aprendizajes técnicos y personales te llevas?

PA.: Me quedo con mis compañeros, con cada uno de ellos, un poquito más con Jaime y Luisa, allí eran como mis hermanos. También la experiencia, el jurado ¡¡me quedo con todo!!! He aprendido mucho de diseño, de costura, estás continuamente solo formándote, en casa no tienes esa posibilidad, además estás con gente que ama la costura como tú, estás continuamente con la cabeza en lo mismo

L.V.C.: Durante el programa saltaba a la vista la afinidad que sentías con Luisa, la tercera clasificada de la primera edición de Maestros de la Costura. ¿Qué supuso para ti verla llegar a la final?

PA.: Estaba deseando verla!!! Ella ha hecho un paso increíble por el programa, se ha llevado un pedazo de premio, mi Luisa es única, tiene un carácter y una fuerza envidiables. Yo la adoro.

L.V.C.: En tu presentación confesabas que el patronaje era tu punto débil, sin embargo durante tu estancia en el programa demostraste una gran capacidad para la resolución de los retos que se planteaban. En costura, ¿valen más las “horas de vuelo” que la formación previa?

PA.: Yo creo que al llegar cosiendo 35 años, aunque sea con la revista burda, te enseña un montón, no había patrón que no entendiera, porque he hecho de todo, abrigos, chaquetas, pantalones, bañadores, yo que sé!! Pero ya me han enseñado a hacer el patrón base, aunque reconozco que sigo cosiendo con él burda, jajaja

L.V.C.: También te confiesas admiradora del trabajo de diseñadores como Óscar de la Renta, Valentino o Lorenzo Caprile. ¿Qué hay en tu estilo de todos ellos?

PA.: Yo soy clásica, siempre digo que no soy diseñadora, no sé de diseño, lo que me hago es clásico y me encantan estos diseñadores que siendo clásico le saben dar ese punto más para que sea espectacular, eso es lo que me gusta de cada uno de ellos.

L.V.C.: El diseñador y jurado Lorenzo Caprile demostró respeto por tu capacidad de trabajo. De hecho en tu marcha del programa se mostró emocionado al comprender el motivo de tu partida, que tuvo mucho que ver con el hecho de que llevabas mucho tiempo alejada de tus seis hijos. Caprile también procede de una familia numerosa y comprende el apego que se desarrolla en grupos familiares de este tipo. Los que procedemos de familias con muchos hermanos lo entendemos, pero… ¿cómo explicarías a quienes no conocen de ese apego las razones de tu salida del programa?

PA.: Cuando fui al programa tenía unas ganas de vivir algo diferente, siempre he estado en casa ocupándome de mis hijos, de mi familia y quería hacer algo sólo para mí, sentirme valorada de otra manera, para los tuyos siempre eres la mejor. Al principio estaba encantada, pero pasaban las semanas y empezaba a echar de menos los abrazos al llegar a casa, las conversaciones con mis hijas, las cenas y los vinitos con mi marido, mi salón lleno de mi familia mientras coso y todo el mundo habla mientras quiero ver una peli. Todo me fue sumando semana a semana y cuando ya me pusieron el vídeo y vi a una de mis hijas me afectó de una manera que ni yo misma sé explicar.

L.V.C.: En mi página trato exponer el valor el trabajo de costureras, modistas, tejedoras… al escribir un periódico digital especializado en su trabajo, sus vivencias y sus recuerdos. ¿Crees que Maestros de la Costura servirá para poner en valor definitivamente un trabajo que mayoritariamente han desarrollado mujeres de “puertas para dentro”, sin obtención de reconocimiento público por ello?

PA.: Creo que eso es lo que más me gusta del programa. Creo que detrás de cada vestido hay un diseñador y una costurera, modista, bordadora, etc… y creo que el programa ha acercado a la gente a lo que es un taller, donde hay mucho trabajo. Mucha gente me ha dicho que se ha animado a coser a raíz del programa, así que sí, creo que servirá como MasterChef con la cocina.

L.V.C.: Una vez fuera del concurso, y después de haber probado la televisión y la costura a otro nivel, ¿te gustaría desarrollar una carrera profesional en el ámbito de la costura como diseñadora o blogger?

PA.: Reconozco que me gusta coser y me gusta ser costurera, no soy ambiciosa en ese sentido y no me veo como blogger, ni diseñadora. Lo que me gustaría de verdad es dar clases, enseñar a coser ¡¡¡Es una idea que me apetece muchísimo!!!

Leave a comment

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked

*

code