Alicia ganadora y Shaoran expulsado en el primer Maestros de la Costura
BEGIN TYPING YOUR SEARCH ABOVE AND PRESS RETURN TO SEARCH. PRESS ESC TO CANCEL

Shaoran, primer expulsado de Maestros de la Costura

Alicia, clara vencedora en el primer programa de Maestros de la Costura

Fotos de la galería: web oficial del programa.

La modelo salmantina de 23 años Alicia fue la primera ganadora de “Maestros de la Costura”, concurso de talentos de RTVE que busca el mejor o la mejor modista de España. Un primer programa cargado de emociones, reprimendas y nervios, y que contó con la presencia de la modelo y empresaria Eugenia Silva como madrina.

La concursante vencedora, nacida en Salamanca aunque criada en El Escorial, demostró a lo largo de todo el programa serenidad, inteligencia y capacidad resolutiva, especialmente en la prueba de equipo. Sus creaciones fueron las favoritas del jurado, compuesto por los diseñadores Lorenzo Caprile, Palomo Spain y María Escoté, así como de la madrina del programa, Eugenia Silva. La pieza que la llevó al primer puesto fue una sudadera transformada en kimono, que impresionó al jurado. «Nunca pensé que con una sudadera se pudiera conseguir algo tan original y exquisito», afirmó Lorenzo Caprile.

El lado amargo de la jornada se lo llevó Shaoran, dueño de una sastrería que ya estuvo a punto de abandonar en la primera prueba, dirigida a la recreación del mítico traje de Escarlata O´Hara en la película «Lo que el viento se llevó». Un ejercicio en el que salió vencedor Antonio, almeriense que convenció en su primera creación. «Es el vestido Escalata O´Hara mas contemporáneo de los que hay aquí», afirmó María Escoté al respecto de su interpretación textil.

Maestros de la Costura, programa de talentos presentado por Raquel Sánchez Silva, se estructuró en una prueba de equipo y dos individuales, una de las cuáles erafue eliminatoria. En el programa estuvieron presentes Ana Locking y Dione Cauz Pertegaz, sobrina del mítico diseñador Manuel Pertegaz, a cuyo equipo se unió a los 16 años de edad. De hecho, la prueba de equipo tuvo como eje un abrigo que este modista diseñó en 1954, y que los concursantes debieron reconstruir, repartidos en dos grupos de trabajo que competían. Un trabajo que les llevó la primera reprimenda de la presentadora, puesto que ante un momento en el que estallaron las risas entre los costureros ella salió al paso al llamarles a la seriedad y respeto por las 10.000 personas quedaron fuera en el proceso de selección del programa.

Modista, con “a”

Las reprimendas fueron constantes a lo largo de las dos horas de programa, particularmente las que Lorenzo Caprile lanzó fue lanzando a uno de los concursantes, el irreverente diseñador Eduardo. «Tu no te rías, esto no es un programa de humor. Este es un oficio superserio, y el premio es un premiazo. Si te vas a tomar este programa con esta actitud, vamos mal, Eduardo», le amonestó al comienzo del primero de los retos. De hecho, el diseñador ya avisó al comienzo del programa, cuando aseguró que era el «abuelito cascarrabias, voy a ser muy exigente con los acabados de las prendas».

El miembro más veterano del jurado fue de hecho uno de los mejores activos de Maestros de la Costura. Exigente aunque cariñoso, animó a los concursantes que se veían superados por la exigencia de las pruebas, aunque puso en su sitio a las “ovejas descarriadas”. Resultó la voz más esperada del programa. Una autoridad reconocida públicamente por Dione Cauz Pertegaz durante la prueba en equipo, cuando aseguró que «si Lorenzo no tuviera genio no hubiera llegado a donde ha llegado. Ojo, tiene genio y oficio». Un viejo conocido de la sobrina del gran diseñador, puesto que Lorenzo Caprile trabajó codo con codo con Pertegaz, a quién él siempre llamó «Don Manuel. Él me decía que le llamara Manolo, pero a mi me daba vergüenza», afirmó con un tono de respeto profundo. Una reverencia por el legado de Manuel Pertegaz y por «este oficio nuestro del trapo», que demostró también al comiendo del programa, cuando se definió a sí mismo como «modista, con “a”».

La gala inicial de Maestros de la Costura estuvo cargada de anécdotas, como la revelación por parte de la presentadora, Raquel Sánchez Silva, de que la modelo y madrina del programa, Eugenia Silva, están emparentadas, ya que los padres de ambas son primos. A cada concursante se le asignaó una mesa con una máquina de coser, un costurero, un alfiletero y un mandil, que se tornan en color negro en la fase eliminatoria. Al aspirante eliminado del programa se le regaló la máquina de coser que empleó en las diferentes pruebas, y que ha sido cedida por Alfa.

En general, la jornada se saldó con un ambiente entre costureros y costureras, a pesar del contraste de caracteres y gustos. El desparpajo cabaretero de Eduardo y la contención de Vanesa y de los gemelos, o la frescura de Mahi y la seriedad de Shaoran le dieron al programa el ritmo narrativo justo. Competición sin agresividad y espíritu didáctico fueron las notas dominantes del primer programa.

Maestros de la Costura premiará al mejor modista de España con 50.000 euros en metálico para la realización de una colección textil, así como con la posibilidad de realizar el Master en Diseño de Moda del Instituto Europeo de Diseño en Madrid. El segundo clasificado recibirá un curso de un año en sastrería.

Leave a comment

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked

*

code