Carina Noemí Molina, autora de Moda a Crochet

«Psicólogos y psiquiatras aconsejan el crochet como terapia»

Fotos: Francisco Floreal Artese.

Moda a Crochet es la web decana de aprendizaje de crochet en español, y Carina Noemí Molina es su autora y alma indiscutible. No en vano esta web, la primera en castellano dedicada al ganchillo, lleva ya 18 años de recorrido. Más de tres millones y medio de seguidores en su página de Facebook y 225.000 suscriptores en su canal de youtube avalan la trayectoria de esta maestra argentina de tejido, residente en Potrero de los Funes, que cuenta con una vasta trayectoria como diseñadora a sus espaldas. Editora y diseñadora en revistas argentinas y españolas de crochet, Carina Noemí Molina comenzó su carrera vendiendo sus propias creaciones, y ha llegado, hoy en día, a ser autora de una de las páginas de aprendizaje de ganchillo favoritas del espectro hispanohablante. Las que hemos aprendido con ella agradecemos el tesón y la generosidad de esta maestra argentina.

Carina, propietaria del Taller Atenea

La dulce brisa bonaerense que impregnó Zaragoza de su amor por la costura

Fotos de la galería e interiores: Noemi Martínez Pérez.

Su voluntad inquebrantable llevó a Carina, ingeniera textil argentina, a dedicar toda una vida a la costura y el diseño. Una maestra dulce con una gran capacidad para la transmisión de conocimientos que arribó a Barcelona hace 23 años y que desde hace cinco regenta el Taller Atenea en Zaragoza, su academia de costura. Loquillo, el Circo del Sol, Operación Triunfo o los Lunnies fueron parte de sus clientes en las casi dos décadas que se dedicó en la ciudad condal a la creación de indumentaria para teatro, una etapa que dio paso a la docencia, su actual forma de expresión artística.

El actual proyecto de Carina ha ayudado a muchas personas a reconciliarse con la costura. En su academia se usa la máquina de coser desde el primer día, hecho que elimina de un plumazo el miedo de muchos a no ser capaz de dominarla. Todo gracias a una profesora que, con sus explicaciones claras y sencillas, ayuda a sus alumnas a replantearse sus capacidades con la costura. El candor que transmiten sus palabras relaja a los temerosos estudiantes, que acaban sus clases con la autoestima «costurera» por las nubes. Carina ama coser y transmite su amor por los hilos.