Tejiendo Perú, en Creativa Barcelona 2018

Tejiendo Perú ofrecerá una masterclass gratuita en Creativa Barcelona

Foto de la galería: Creativa Barcelona.

Tejiendo Perú ofrecerá una masterclass gratuita en el marco de Creativa Barcelona, que se celebrará en La Farga de L’Hospitalet del 8 al 11 de noviembre de 2018. Una feria de manualidades que este año acoge más de cien cursos, de los cuáles una tercera parte estarán relacionados con el universo textil.

¡Feliz Navidad y feliz 2018!

De labores, almas y comadres

Foto: Photo by yvestown on Foter.com / CC BY-NC-ND

Cuando decidí lanzarme al blogging hace 18 meses, primero en www.costureras.info y posteriormente en www.lavozdelascostureras.com, quise buscar un sinónimo de la palabra, de “labores”.  Un término usado tradicionalmente para denominar de forma genérica al ganchillo, el bordado, el punto, los bolillos, la costura… Mi objetivo era encontrar un sinónimo actualizado de ese término mediante el cual todas las personas que practican estas disciplinas se sintieran cómodas: desde las más veteranas a las más jovencitas, desde las más clásicas a las que buscan otros motivos o formas estéticas.

Sin embargo, a lo largo del año y medio en el que he estado charlando con tantas mujeres, y tan diferentes, al menos en apariencia, me he dado cuenta de que me he reconciliado con la palabra “labores”. Después de 18 meses de trabajo me caído en cuenta de que lo de menos es la palabra, la forma, el continente. De lo que quiero hablar es del contenido, de las personas, de sus motivaciones y deseos. Cada cual puede denominarlas como desee: hay quien habla de “crochet”, otras de “ganchillo”, las hay que hacen “knitting” mientras otras prefieren hacer “punto”… qué más da. Todas hacen exactamente lo mismo: buscan en las disciplinas textiles tradicionales un modo de expresión artística y personal, paz y socialización.

Martina en el País de las Hadas (XLIX)

Autor de la fotografía: http://www.viktorhanacek.com/

Nieves se despertó renovada la mañana posterior a la visita de su madre y su abuela en forma de hada. La paz que sentía llenaba todos los rincones de su cuerpo. Pensaba con mayor claridad.

Era domingo, la mañana posterior a la romería del pueblo. La maestra se levantó, se aseó y bajó a colaborar en la preparación del desayuno con sus tías, que ya se encontraban atareadas en la cocina.

Después del desayuno, durante el cual consiguió escapar de miradas socarronas e inquisitivas, decidió ir a la plaza a tejer. El día se había levantado caluroso: era un gran momento para coger su labor y ser feliz.