Maestros de la Costura atrae a 12.000 candidatos

La segunda edición de Maestros de la Costura convoca a 2.000 personas más que la primera

Foto de la galería: Shine Iberia. (Eduardo, Luisa, Alicia y Antonio, los cuatro finalistas de la primera edición de Maestros de la Costura)

La segunda edición de Maestros de la Costura ha atraído 12.000 aspirantes, 2.000 más que en la primera edición, que convocó a 10.000 personas. Este concurso de RTVE mantendrá a su presentadora, Raquel Sánchez Silva, y a su jurado inicial, compuesto por los diseñadores Lorenzo Caprile, María Escoté y Alejandro Palomo.

Luisa Reyes, la concursante más flamenca de Maestros de la Costura

«Es un orgullo poder hacerle la ropa a mi familia, lleva un pedacito de mí»

 Foto de la galería: Shine IberiaFoto interior: Luisa Reyes.

Luisa Reyes llegó como un torbellino flamenco y se quedó en Maestros de la Costura hasta el final. Una costurera experimentada que siempre defendió sus creaciones a capa y espada, y que nunca perdió la alegría. Casada, con dos hijas que adora y viste, Luisa Reyes cose desde los catorce años y sueña con mostrar sus trajes en la Pasarela Flamenca de Jerez. Una modista simpática que, gracias a su tercera posición en el programa, obtuvo como premio un workshop Eometric de patronaje a medida de cuatro días del diseñador Estanislao. Un gran activo para sus actuales alumnas y para todo lo que esta costurera quiera emprender en el futuro.

Pa, aprendiz de Maestros de la Costura

«Mucha gente me ha dicho que se ha animado a coser a raiz del programa»

 Foto de la galería: Shine Iberia.

Pa entró en Maestros de la Costura con la suavidad de la brisa marina que tantas veces acarició su rostro, pero sus pasos silenciosos la llevaron firmemente muy cerca de la final. Gallega, licenciada en Publicidad y madre de seis hijos, esta concursante procedente de familia de marinos lleva la costura en la retina desde niña. Y en el corazón. Una querencia transmitida por su gran referente, su madre, una costurera que tejió la ropa de sus trece hijos, nueve de los cuáles fueron muchachas que pudieron lucir, el día de su boda, un traje cosido por la mujer que les dio la vida. Ahí es nada.