Teresa Sánchez, creadora de Ovejita Be!

Arte y ciencia que mantienen viva la memoria de nuestras abuelas

Fotos: Teresa Sánchez.

«Ovejita Be! es una marca muy pequeña, en la que esta loca de las ovejas y las lanas ha puesto todo su corazón para que las tejedoras y tejedores puedan crear sin límites. Sean principiantes o con mucha experiencia, aquí encontrarán esa lana que hará que sus proyectos sean los más especiales», explica Teresa Sánchez, fundadora y alma de una marca nacida en Barcelona que apuesta por lanas teñidas a mano por ella misma. Licenciada en Bellas Artes, con especialidad en Conservación-Restauración, su marca «fue una manera de unir mis dos pasiones, el arte y la ciencia. Esta formación me ha servido de base para ayudarme a entender el comportamiento de los materiales, de los tintes, de las lanas, y la he complementado de manera autodidacta con libros, tutoriales, y mediante a charlas y cursos de teñido a los que he asistido», afirma Sánchez.

Puedes encontrar los productos y trabajos de Ovejita Be! en web y en su Tienda.

La Feria Creativa recala en Barcelona

Más de 700 talleres en la edición catalana de Creativa

Fotos de la galería e interiores: Creativa Barcelona.

Más de 700 talleres relacionados con labores y manualidades podrán realizarse en Creativa Barcelona del 9 al 12 de noviembre. La cita, que alcanza este año su edición número doce, se celebrará en La Farga de L´Hospitalet.

El salón de las manualidades y la creatividad, que se celebra también en Madrid, Málaga, Zaragoza y Valencia, contará en su edición catalana con la presencia de alrededor de 100 expositores.

Martina en el País de las Hadas (XXIV)

Autor de la fotografía: http://www.viktorhanacek.com/

Las labores tienen algo hipnótico que a Nieves siempre le habían recordado al santo rosario. La monotonía de la acción mecánica, tanto del rezo como de las labores, la llevaba aun estado en el cual su mente se vaciaba de pensamientos innecesarios. El recuerdo inconsciente de las tareas y situaciones cotidianas desaparecía y a su mente llegaban pensamientos más seleccionados.

Nieves estaba tejiendo una larga hilera de puntos iguales en ganchillo. Una actividad repetitiva que le había ayudado a centrar su cabeza en un solo pensamiento: la llegada de la pubertad. Esa misma mañana la pequeña había menstruado por primera vez, pocos días después de su duodécimo cumpleaños.