Pa, aprendiz de Maestros de la Costura

«Mucha gente me ha dicho que se ha animado a coser a raiz del programa»

 Foto de la galería: Shine Iberia.

Pa entró en Maestros de la Costura con la suavidad de la brisa marina que tantas veces acarició su rostro, pero sus pasos silenciosos la llevaron firmemente muy cerca de la final. Gallega, licenciada en Publicidad y madre de seis hijos, esta concursante procedente de familia de marinos lleva la costura en la retina desde niña. Y en el corazón. Una querencia transmitida por su gran referente, su madre, una costurera que tejió la ropa de sus trece hijos, nueve de los cuáles fueron muchachas que pudieron lucir, el día de su boda, un traje cosido por la mujer que les dio la vida. Ahí es nada.