Mahí gana y Vanesa es expulsada en el segundo Maestros de la Costura
BEGIN TYPING YOUR SEARCH ABOVE AND PRESS RETURN TO SEARCH. PRESS ESC TO CANCEL

Vanesa, segundo expulsada de Maestros de la Costura

Un modelo hecho en quince minutos salva a Mahí de la expulsión

Foto de la galería: web oficial del programa.

La extravagante aprendiz Mahí se salvó de la expulsión con un modelo confeccionado en quince minutos, por lo que permanecerá una semana más en “Maestros de la Costura”, concurso de talentos de RTVE que busca el mejor o la mejor modista de España. La concursante expulsada fue en este caso la donostiarra Vanesa, en una edición amadrinada por la rompedora peletera Elena Benaroch.

Esta pionera que fue portada del Vogue América, y que revolucionó la industria peletera, aprovechó su paso por el programa para ofrecer sus consejos. La modista que cambió el concepto y el tratamiento de la piel instó a los concursantes a ser «lo más exigentes consigo mismos» y a que «no se conformen nunca» si desean abrirse camino en la industria textil. Unas palabras que debieron inspirar a la concursante vencedora, Mahí, cuyo conjunto elaborado en quince minutos a base de imperdibles fue el favorito del jurado, compuesto por los diseñadores Lorenzo Caprile, Palomo Spain y María Escoté.

Maestros de la Costura, programa de talentos presentado por Raquel Sánchez Silva, vivió en su segunda jornada las primeras lágrimas. Anna, aprendiz cordobesa, sufrió ante Lorenzo Caprile en el momento en el que presentó una falda plisada sin terminar en la primera prueba, hecho por la que quedó en último lugar en esa fase. «Esto es una chapuza, has elegido un tejido muy complicado, con esos cuadros tan marcados se notan mucho los fallos», explicó el diseñador, a lo que la concursante replicó que «es algo que no sé hacer». Un desatino que se tomó con mejor humor Mahi, empleada de gasolinera, cuando pidió perdón «por esta aberración con tablas que presento». Una primera prueba que ganó Luisa, la más flamenca de los aprendices, seguida por la ganadora del programa anterior, Alicia.

Corte a contrahilo cuando no toca

La prueba de equipo tuvo lugar en la empresa Mirto, que confecciona un millón de prendas al año que comercializa en más de 25 países. «Hemos decidido llamar al programa “Maestros de la Tortura”, porque nos hacen sufrir mucho», ironizaron los gemelos Sergio y Vicente ante las bases de la prueba grupal, en la cual las jefas de equipo debieron elegir para el grupo contrincante a los aprendices que no elegirían para ellas. Alicia se quedó “en tierra de nadie” debido a que tras la expulsión de Shaoran hay un número impar de concursantes. Para desempatar tuvo que trabajar en ambos grupos durante quince minutos hasta que pudo elegir uno de ellos.

El fundador de Mirto, Ricardo Fraguas estuvo presente, acompañado de sus hijos. El creador de la marca destacó el origen familiar de la empresa y el hecho de que muchos de sus empleados llevan toda la vida en la empresa, aunque en estos momentos «aprovechamos para incorporar gente joven que le dan frescura a la organización». Una presencia destacada por Lorenzo Caprile, quien recordó a los aprendices que «es un privilegio que el señor Fraguas esté hoy con nosotros».  Los concursantes debieron replicar una camisa, producto estrella de la empresa sede del ejercicio, compañía cuya producción es tan elevada que el hilo que emplean cada año podría dar tres veces la vuelta al mundo.

Durante la prueba surgió lo que el jurado considera como el mayor problema de los aprendices, el corte. De hecho, durante la prueba de grupo en la empresa Mirto, ambos equipos cortaron varias piezas a contrahilo cuando debían ir al hilo. Y surgió también la rebeldía de la aprendiz Vanesa, la profesora de religión donostiarra que sacó su genio cansada del trato condescendiente del resto de concursantes, que la tratan como «modistilla», apelativo que acuñó el polémico Eduardo.

Peor cada semana

El resultado, tal y como aseguró la presentadora, Raquel Sánchez Silva, fue «peor que la semana pasada». La diseñadora María Escoté destacó la desobediencia de ambos equipos y Lorenzo Caprile las imperfecciones evidentes, como el hecho que uno de los equipos puso las mangas al revés (la derecha a la izquierda y viceversa). «Todos habéis cometido errores muy graves, pero de las dos la camisa con menos defectos es la del equipo verde (el de Lucía). Pero no todo queda ahí porque dos de vosotros vais a ir directamente a la expulsión», amenazó Lorenzo Caprile. Los escogidos del equipo ganador para ir directos a la fase definitiva fueron Lucía, la jefa de taller ganadora en la prueba, y Jaime, a quien Caprile acusó de prepotencia.

En esta última fase la granadina Mahí demostró de nuevo ser un gran activo del programa por su simpatía, extravagancia e inteligencia que demuestra en cada uno de sus comentarios sarcásticos. «Ya se va viendo que muy bien de la cabeza no ando» ironizó respecto a su osadía en la prueba de expulsión. Un reto basado en la customización y que trajo de cabeza a todos los concursantes participantes. Y de la que salió muy bien parada Mahí, ganadora de la prueba de expulsión, a pesar de que contó con apenas 15 minutos para la realización de su modelo. Antonio y Jaime también recibieron halagos del jurado, mientras que Anna, Vanesa y Luisa quedaron en el peor lugar, en particular Vanesa, que resultó expulsada.

Los consejos de Caprile

El diseñador madrileño volvió a dar el toque mágico al programa. Sus consejos, entre la reprimenda y la comprensión, fueron la nota simpática de la jornada.  «Si elegís mal el tejido, por mucho que os esforcéis no vais a acertar», o «tenéis que calcular bien el tiempo» fueron constantes a lo largo del segundo programa. Aunque uno de los que más pudo centrar los esfuerzos de los aprendices surgió durante el primer ejercicio, cuando aclaró que «en estas pruebas no valoramos la originalidad, valoramos que la prenda esté perfectisimamente bien hecha».

Maestros de la Costura premiará al mejor modista de España con 50.000 euros en metálico para la realización de una colección textil, así como con la posibilidad de realizar el Master en Diseño de Moda del Instituto Europeo de Diseño en Madrid. El segundo clasificado recibirá un curso de un año en sastrería.

Leave a comment

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked

*

code