Ana, tercera expulsada de ´Maestros de la Costura 4´ - La Voz de las Costureras
Maestros de la CosturaNoticias

Ana, tercera expulsada de ´Maestros de la Costura 4´

Una falda demasiado sencilla saca a Ana del taller de costura de RTVE

Foto: RTVE

Tres veces se presentó a `Maestros de la Costura´ y al tercer programa salió del taller. La higienista dental Ana fue la elegida para abandonar el taller en la tercera gala del concurso de talentos presentado por la periodista Raquel Sánchez Silva, en un programa en el que los problemas para la elección de tejidos y materiales determinaron, de nuevo el resultado de las pruebas.

Tal y como condicionaron a Ana, de 31 años, que vino a `Maestros de la Costura´ desde de Jerez de la Frontera con ganas de vencer, tanto al resto de concursantes, como a la hiperhidrosis, una excesiva sudoración en las manos que condiciona tanto su vida como la manera en la que aborda la costura. Una aprendiz a la que la excesiva sencillez de su diseño en la prueba final puso punto y final a su estancia en el concurso.

¿El látex se cose o se pega?

La primera prueba fue de carácter libre, pero tuvo como reto un material difícil de trabajar, muy del gusto de la primera invitada de la noche, Alaska. «El látex es muy complicado. El vinilo es más fácil de usar y de coser. Pero me gustan estos materiales que se pegan a la piel, que brillan», apuntó la cantante, ya que «yo los encuentro muy sexys». Un material que los concursantes no sabían al inicio del ejercicio si se cose o se pega y que, según explicó el jurado, se confunde fácilmente con otros como la lycra o el charol.

Y fue precisamente el error en la elección del material fue lo que más condicionó el resultado. Una prueba en la que sufrió hasta el jurado Alejandro Palomo, que se atrevió con el látex, gracias al cual vistió a otro de los invitados, el ganador del pasado año, Joshua. Finalmente, fue Ana la ganadora de la prueba, seguida de Yelimar. Gabriel, que quedó en última posición, fue directo a la prueba de expulsión independientemente del resultado del ejercicio de exteriores por quedar en último lugar.

El corcho, de moda

La prueba de exteriores tuvo lugar en La Dehesa de los Canónigos, una histórica bodega en Pesquera de Duero, en Valladolid, donde se producen los vinos de Ribera del Duero con el sello de calidad Tierra de Sabor. Allí ambos equipos tuvieron que confeccionar diseños de alta costura con un material muy peculiar: el corcho, que proviene de la corteza del alcornoque, un tejido vegetal, 100 % natural, renovable, biodegradable y muy versátil.

Para este reto por equipos contaron con los consejos de Jan Taminiau, el único diseñador del mundo que se ha atrevido a moldear corcho para crear prendas de alta costura. La prueba consistió en la reproducción del vestido que Taminiau creó para que la actriz Jena Malone luciera durante una de las películas de Juegos del hambre. Un diseñador holandés residente en España que acompañó a los concursantes en la prueba.

El ejercicio de exteriores se planteó complicado, pero el resultado fue del gusto del jurado: vestidos muy parecidos al original, buena actitud y ganas de hacerlo bien. En cualquier caso, el equipo formado por Nani, Laura, Mily, Fermín, y Ancor realizó el mejor trabajo y gracias a ello logró salvarse una semana más.

Como un guante

Antes de la realización de la prueba de eliminación, los aprendices recibieron en Ribes y Casals una clase magistral sobre materiales (como son el látex o el corcho), fibras (como el algodón o la seda) y tejidos. Unos conceptos que los aprendices no tenían claros y que gracias a la clase del jurado pudieron interiorizar correctamente.

De vuelta al taller el equipo perdedor compuesto por Ana, Javier, Gabriel, Yelimar y Lluis se tuvo que poner en la piel del jurado, tuvo que comprender su trabajo diario. Ya que la mayoría de los diseñadores de moda se enfrentan al trabajo a medida en sus talleres, adaptándose a diferentes tallas. Para concienciar sobre cómo ha cambiado el modelaje y las tallas en el mundo de la moda, los aprendices recibieron la visita de la modelo Lorena Durán y la diseñadora Ynés Suelves, finalista de la última edición de ‘Who’s On Next’.

Los concursantes tuvieron que confeccionar una prenda a medida que resaltara el cuerpo de la modelo y potenciara al máximo su belleza para intentar salvarse de la expulsión. De todos ellos, Yelimar, Lluis y Gabriel fueron destacados por los jueces y Ana tuvo que dejar el taller.

Los premios

El aprendiz que se corone como ganador recibirá el preciado maniquí de oro, cincuenta mil euros en efectivo y un curso de formación especializada en Diseño de Moda en el Centro Superior de Moda de la Universidad Politécnica de Madrid. El segundo clasificado conseguirá un diploma Vogue de Estilismo y Producción de Moda para poder formarse con los mejores profesionales del sector y de la revista, impartido por Condé Nast College Spain en colaboración con la Universidad Carlos III de Madrid.

Este año, el programa ha decidido recompensar también al tercer y cuarto clasificado, que recibirán de Eometric el revolucionario método de patronaje unisex creado por el maestro patronista y diseñador Estanislao, impartido en formato workshop de cinco días en su centro de formación de Barcelona.

Siguiente artículo Entrevista a Álvaro,`La Elegancia´, segundo expulsado de Maestros de la Costura 4
Artículo previo Entrevista a Elena, primera expulsada de `Maestros de la Costura 4´

Related posts

0 Comentarios

No Comments Yet!

Puedes ser el primero ¡comenta este artículo!

Deja un comentario