Arantxa, tercera expulsada en Maestros de la Costura 3 - La Voz de las Costureras
Maestros de la CosturaNoticias

Arantxa, tercera expulsada en Maestros de la Costura 3

Caprile llora la marcha de Arantxa de Maestros de la Costura 3

Foto: RTVE

La barcelonesa Arantxa resultó expulsada de Maestros de la Costura 3 ante las lágrimas de emoción del jurado Lorenzo Caprile, que no pudo evitar derrumbarse ante el anuncio de la salida de la benjamina del concurso. La exbailarina se convirtió en la tercera concursante en salir del programa, en una gala que contó con tensiones añadidas, como la confección in extremis de prendas para The Petite Fashion Week, un desfile de moda infantil de fama internacional

Arantxa, barcelonesa de 19 años, se volcó en la costura después de que una lesión de tobillo le alejara de su carrera como bailarina profesional. La tercera expulsada, que aprendió a coser en la tienda de su tía, se toma su nueva pasión con la misma discipina que lo hacía en el baile. Una capacidad de superación muy apreciada por el jurado Lorenzo Caprile, que se derrumbó en el momento del anuncio de la expulsión de la catalana.

Inspiración griega para un vestido mítico

La primera prueba individual del tercer programa tuvo como protagonista el vestido Delphos creado por el diseñador de moda y pintor Mariano Fortuny. Esta pieza clásica consta de un minúsculo plisado de inspiración griega cuya «sencillez de sus formas fue la mayor de sus conquistas convirtiendo al vestido Delphos en un auténtico emblema de la liberación femenina de corsés y otros elementos constrictores. Pronto se convirtió en una pieza de culto que vestía a las mujeres de la alta sociedad de la época y que contaba con las alabanzas de grandes escritores como Marcel Proust», explican en la Modapedia de la revista Vogue.

El vestido Delphos surgió tras una visita a Grecia por parte de Fortuny, a cuya vuelta «inventó y patentó su propia técnica de plisado a través de una estructura con tubos de calor», apuntan desde la web de RTVE. Para su réplica, los concursantes contaron con el asesoramiento de Estrella de Diego, historiadora del arte español y académica de la Real Academia de las Bellas Artes de San Fernando, quien les explicó la importancia de los diseños de Fortuny. Este vestido supuso «la primera vez que se esculpe un vestido», explicó la catedrática española. «Con dos pinceladas consigue hacer algo bastante inigualable, porque el patrón es muy básico. Era un hombre muy de teatro, muy iluminador, y yo creo que aquí está buscando esas luces. Las telas hacen esa especie de agua. Probablemente fuera mucho más que un modista, pero también mucho más que un pintor», apuntó.

En esta prueba, Borja erró en la elección de la tela, que trató de plisar él mismo en la termofijadora, y Arantxa intentó arreglar un problema de largura del vestido colocando el pliegue en horizontal, algo alejado de la idea del modelo a replicar. Tampoco lo pasó bien La Brava, que tuvo que cortar el vestido tres veces, una decisión que la llevó directa a la prueba de expulsión debido al desperdicio de tela. En general, ninguno de los aspirantes supo interpretar al réplica ni elegir el mejor tejido para la confección, aunque si que hubo una ganadora, Margarita, que pasó a la prueba de grupo como capitana.

Cita de moda de inspiración bloguera

La prueba de grupo tuvo lugar en el Circo Price de Madrid, sede de The Petite Fashion Week, un desfile de moda infantil de fama internacional que fue creado por un grupo de madres blogueras que querían dar visibilidad a la este tipo de prendas en los circuitos de moda. En esta ocasión, los concursantes debieron replicar cuatro diseños de la colección cápsula de Rosa León, vencedora en la edición anterior, con los que se cerraría el desfile de la pasarela. Los diseños estuvieron confeccionados a medida de cuatro aspirantes de ‘MasterChef Junior’: Josetxo, ganador de ‘MasterChef Junior 6’; Lu, ganadora de ‘MasterChef Junior 7’; y dos compañeros de su edición: Albert y Juan. Todo un trabajo para un desfile que potencia la inclusión de niños con capacidades diferentes cuya recaudación íntegra se donaría a la lucha contra el cáncer infantil.

La Brava fue expulsada directamente en la prueba individual, pero tuvo que participar en la segunda prueba, apoyando a su equipo. «El prestigio de de este programa y el de Rosa León está en vuestras manos», apuntó el jurado Lorenzo Caprile ante la responsabilidad que suponía para los concursantes que sus creaciones desfilaran horas después en la pasarela infantil. En esa ocasión fueron jefes de equipo Margarita (con Xianoa, Fran, La Brava y Begoña) y David (con Joshua, Laura, Fran y Arantxa), primera y segundo en la prueba individual. De los cuáles quedó vencedor el equipo liderado por Margarita, con especial felicitación a La Brava por su ejecución de un pantalón infantil.

Prueba de expulsión

El bolso volvió al taller de Maestros de la Costura, pero con hándicap: el material de trabajo debieron ser materiales de construcción, como cristal flexible transparente, suelo de goma antideslizante, cañizo de bambú o tubos de mangueras. La madrina de esta prueba fue la actriz Bibiana Fernández, que trató de inspirarles en una prueba que participó el jurado Alejandro Palomo.

Joshua, Laura, Borja, David y Arantxa se midieron en esta prueba final del tercer programa, en la cual los concursantes debieron exprimir su capacidad creativa. Arantxa no pudo con los tubos de manguera que le tocaron en gracia y pidió el imperdible para que Margarita pudiera echarle una mano. A pesar de lo cual resultó la tercera expulsada en Maestros de la Costura 3.

Premios y audiencia

Maestros de la Costura arrancó el pasado 27 de enero de 2020 con la expulsión de Helen, en una gala que obtuvo una audiencia del 13,4% con 1.444.000 espectadores, lejos de las cifras del primer programa de la primera temporada, que obtuvo un 17,0% y 2.350.000 espectadores en la noche de la expulsión de Shaoran. La segunda gala, la de la expulsión de Marc, se saldó con 1.248.000 espectadores y un 11.7% de audiencia.

Maestros de la Costura, programa inspirado en “The Great British Sewing Bee”, busca al mejor modista amateur de España. Está presentado por Raquel Sánchez Silva y cuenta como jurado a los diseñadores Lorenzo Caprile, María Escoté y Alejandro Palomo. La persona ganadora se llevará el maniquí de oro, un premio de 50.000 euros y un curso de formación en Diseño de Moda en el Centro Superior de Moda de la Universidad Politécnica de Madrid.

Por su parte, la tercera persona clasificada recibirá un programa de inmersión en la industria de la moda en el ISEM Fashion Business School de la Universidad de Navarra.

Siguiente artículo Margarita, cuarta expulsada de Maestros de la Costura 3
Artículo previo `Labores de patchwork para las cuatro estaciones´, de editorial El Drac

Related posts

0 Comentarios

No Comments Yet!

Puedes ser el primero ¡comenta este artículo!

Deja un comentario

*

code