Borja, octavo expulsado de Maestros de la Costura 3, se queda a las puertas de la semifinal - La Voz de las Costureras
Maestros de la CosturaNoticias

Borja, octavo expulsado de Maestros de la Costura 3, se queda a las puertas de la semifinal

Borja sale expulsado con su mejor prenda

Fotos: RTVE. 

El vizcaino Borja, el octavo expulsado, ha sido el concursante que se ha quedado a las puertas de la semifinal de Maestros de la Costura, precisamente el día en el que mostraba su mejor trabajo. Una expulsión acontecida en una gala en la que la moda de baño masculina y las últimas tendencias fueron protagonistas en este concurso de talentos de Televisión Española que alcanza este año su tercera edición.

Borja entró en Maestros de la Costura una estética heavy que no le alejó de una completa paleta de colores que utilizó a lo largo de los ocho programas en los que ha participado. Este aprendiz vizcaíno de 25 años trabaja como ayudante en un taller de vestidos de novia y estudia diseño de moda en La Rioja. Su carácter entre educado y peleón ha sido uno de sus sellos en el programa, así como esas referencias al «maligno» con las que tanto han jugado los jueces del talent show.

Lágrimas en la visita de los familiares

La octava gala comenzó con la incertidumbre de saber a quiénes iban dirigidos los encargos que cada uno de los aprendices se encontró dentro de su costurero. El reto desbordó a David, que se vino abajo debido a la inseguridad. «Me siento como cuando era el maricón de primero de la ESO», comentó el aprendiz como duro ejemplo ilustrativo de su estado emocional ante la prueba. Una experiencia radicalmente distinta a la que vivió Begoña, una concursante que ha ido ganando en confianza a lo largo de los programas. «Envidiaba la gente que se atrevía a hacer cosas, a presentarse a un programa de televisión… pero yo no me atrevía», explicó a los jueces en el momento de la visita a su mesa.

En esta última prueba individual anterior a la semifinal, los seis aprendices en lid, Begoña, Margarita, Joshua, David, Brava y Borja, tenían los sentimientos a flor de piel. Aunque nada comparado con la explosión de emoción que experimentaron cuando llegaron los misteriosos modelos a realizar el pase final: el marido de Begoña, la hija de Margarita, la madre de Brava, el padre de Joshua, la madre de Borja y el padre de David. Finalmente, la concursante que se alzó con la victoria fue Begoña.

Prueba sin jefes para llegar a la semifinal

La prueba de equipos se desarrolló en el Anantara Villa Padierna Palace, situado en Marbella, un hotel museo que alberga más de 1.200 obras de arte y que cuenta con tres campos de golf. En este marco los miembros del jurado anunciaron una decisión atípica: la ausencia de jefes de taller que les obligaría a colaborar más que nunca. Margarita y Begoña, como segunda y primera en el ejercicio individual respectivamente, fueron las encargadas de elegir equipo: Borja y Joshua con Margarita, y David y Brava con Begoña.

En esa ocasión debieron enfrentarse al reto de la elegancia del traje de baño masculino, inspirados en una colección con aroma a Marrakech que desfiló en el jardín del hotel-palacio. Cada equipo debió diseñar y confeccionar un modelo propuesto por el equipo del programa, y a medida de los modelos. «Es la promoción de Maestros de la Costura que mejor cose y que menos piensa», afirmó la presentadora Raquel Sánchez Silva delante del jurado ante el hecho de que, a juicio de los diseñadores, la toma de medidas de ambos equipos fue de las peores de la tercera edición del programa.

Debido a que el resultado no fue del gusto del jurado en ambos casos, los dos equipos fueron a la prueba de expulsión. Todos los concursantes salvo uno de cada equipo: fueron los aprendices de cada uno de ellos los que tuvieron que elegir la persona que se salvaba de cada grupo. El equipo de Margarita, Borja y Joshua no fue capaz de ponerse de acuerdo, por lo que los tres fueron a expulsión, mientras que el de Begoña y David eligió a Brava, quien se alzó como la primera semifinalista de Maestros de la Costura 3.

Final de tendencia

La polémica elección de los aprendices que llevó a cinco concursantes a la prueba de expulsión dio paso a un ejercicio en el que solamente Brava estuvo exenta. Para inspirar a los aprendices llegó al taller el estilista Miguel Cervera, quien les desveló las claves de esta primavera/verano: shorts, lentejuelas, crochet, estampados atrevidos de flores y gabardinas para el verano. Y todo con el objetivo de confeccionar una prenda de tendencia en 90 minutos. Alejandro Palomo se animó con el ejercicio y acompañó a los cinco en competición.

Para inspirarse, les mostraron trajes de diversos diseñadores españoles, pero la prueba no estuvo orientada a la réplica de los trajes, sino que fue un ejercicio libre. «Las tendencias creo que son aquellos estilos, aquellas prendas, que están más en auge, y que los diseñadores ponen en común en sus colecciones. Las tendencias están en la calle», explicó Cervera a pregunta de la presentadora.

Las prendas presentadas estuvieron bien confeccionadas, pero varias de ellas no encajaron con la idea de la prueba: la tendencia. David y Begoña fueron destacados por el jurado, porque, en su opinión, acertaron con el concepto en juego. Entre los que no consiguieron confeccionar una prenda de tendencia, y a pesar de haber presentado su mejor pieza de los ocho programas, Borja resultó ser el concursante que se quedó a las puertas de la semifinal.

Premios y audiencia

Maestros de la Costura arrancó el pasado 27 de enero de 2020 con la expulsión de Helen, en una gala que obtuvo una audiencia del 13,4% con 1.444.000 espectadores, lejos de las cifras del primer programa de la primera temporada, que obtuvo un 17,0% y 2.350.000 espectadores en la noche de la expulsión de Shaoran. La segunda gala, la de la expulsión de Marc, se saldó con 1.248.000 espectadores y un 11.7% de audiencia. Los fieles al programa se mantienen en la tercera gala (expulsión de Arantxa) con 1.403.000 espectadores (13,5 % de audiencia) y la cuarta (expulsión de Margarita), en la que se obtuvo una cifra de 1.367.000 espectadores (13,1%). El quinto programa de Maestros de la Costura, el de la repesca de Margarita y la expulsión de Fran, obtuvo 1.430.000 espectadores, lo que supuso un 13,9% de audiencia. El sexto programa (expulsión de Laura) obtuvo 1.293.000 espectadores, lo que supuso un 11,6% de share, mientas que el séptimo (expulsión de Xiaona), contó con 1.404.000 espectadores, con un 13,2% de share.

Maestros de la Costura, programa inspirado en “The Great British Sewing Bee”, busca al mejor modista amateur de España. Está presentado por Raquel Sánchez Silva y cuenta como jurado a los diseñadores Lorenzo Caprile, María Escoté y Alejandro Palomo. La persona ganadora se llevará el maniquí de oro, un premio de 50.000 euros y un curso de formación en Diseño de Moda en el Centro Superior de Moda de la Universidad Politécnica de Madrid.

Por su parte, la tercera persona clasificada recibirá un programa de inmersión en la industria de la moda en el ISEM Fashion Business School de la Universidad de Navarra.

Siguiente artículo Entrevista a Fran, quinto expulsado de Maestros de la Costura 3
Artículo previo Maestros de la Costura decide su semifinal en el programa de hoy

Related posts

0 Comentarios

No Comments Yet!

Puedes ser el primero ¡comenta este artículo!

Deja un comentario

*

code