13.000 personas acuden a la Feria Creativa de Zaragoza
La voz del blogNoticias

Me llevo un bolso y grandes momentos

Me llevo un bolso y grandes momentos

Creativa Zaragoza congrega a 13.000 amantes de las manualidades

Fotos de la galería e interiores, de Noemi Martínez.

Un total de 13.000 visitantes acudieron a la 7º edición de la Feria Creativa de Zaragoza, que tuvo lugar en el Palacio de Congresos de la localidad del 10 al 12 de febrero. Un encuentro del que La Voz de las Costureras es blog amigo, y que disfruto desde que acudiera por primera vez el pasado año. Un bolso fabricado con mis manos y multitud de bonitos momentos son el saldo de una agradable visita a Creativa.

La expectación por Creativa se hace palpable desde los primeros momentos. Mi deseo este año era el de participar en alguno de los talleres que la feria ofrece, y a tal fin me acerqué con 20 minutos de antelación a la apertura de puertas del primer día de feria. Mi sorpresa fue mayúscula al contemplar que no era ni de lejos la primera persona en acudir al evento. Llegué temprano advertida por Antonia, propietaria de Antonia Font Creazioni, establecimiento situado en Cambrils, a cuyo stand quería acudir para hacerme un bolso y un poncho de ganchillo. Ella me avisó del tiempo que requería la fabricación de ambas piezas, y de que pronto llegan las personas interesadas a reservar su espacio en el stand para la realización de los cursos.

La fila a 20 minutos de la apertura de puertas del primer día de feria, el viernes 10 de febrero.

Gracias a las advertencias de Antonia pude llegar a tiempo de adquirir el material y comenzar mi trabajo. En la mesa de su stand pasé dos mañanas maravillosas, que únicamente me dieron para terminar uno de mis dos objetivos, el bolso. Lo cierto es que el ambiente de camaradería que se respira en una mesa de trabajo como la de Antonia es tan agradable que no tienes prisa por terminar. Allí conocí a Susana y Nati, hija y madre procedentes de Jaca con las que me lo pasé en grande. La primera se dedicó a la realización de un bonito poncho y la segunda pudo fabricar dos bolsos, uno de ellos de fetuccia. Este último material me resultó de lo más interesante, no lo había visto con anterioridad y me pareció perfecto para la realización de bolsos. Las expertas lo conoceréis, se trata de una cinta que una vez tejida tiene el aspecto del trapillo, pero con la particularidad de que es muy ligero, por lo que no añade peso al bolso.

El bolso que fabriqué en el stand de Antonia Font Creazioni, con el antes y el después.

Orgullosa de mi bolso terminado, me lancé a visitar los 60 expositores que se acercaron este año a Creativa Zaragoza. Durante mi recorrido pude saludar a viejos conocidos, como Belén, de Almohadas del Corazón de Zaragoza, asociación que fabrica y regala cojines en forma de corazón que ayudan a aliviar las molestias generadas después de la cirugía de cáncer de mama. También pude saludar a Pilar, que acudió en representación de Estelar y Araprem, colectivos de ayuda a los padres con bebés prematuros hospitalizados.

En mi paseo por los stands dedicados a acciones solidarias pude conocer también a Kimo-Kap, un hermoso proyecto solidario dirigido la confección de gorros-bandanas para regalar a los niños oncológicos. Tal y como me explicaron las voluntarias de esa asociación, estos niños necesitan cubrir sus cabezas para protegerlas de los rayos de sol y del frío. Asimismo, gracias a la Feria Creativa llegó a mi conocimiento el trabajo del Centro Ocupacional Vértice, de la fundación José Luis Zazurca, que atiende a personas adultas con discapacidad intelectual, quienes, con los apoyos

Stand de Kimo-Kap.

necesarios, pueden desarrollar actividades ocupacionales y enfrentarse con los retos que se plantean en la vida cotidiana y el trabajo.

Stand de Estelar y Araprem.

Stand de Almohadas del Corazón.

Stand del Centro Ocupacional Vértice.

Mi recorrido por la feria tuvo grandes momentos, como mi animada charla en el puesto de TMC Bolillos, un simpático grupo de fabricantes residentes en Barcelona, quienes tras mi compra me regalaron una bonita rosa. En cada stand, un hermoso momento, como el de mi descubrimiento del karité en el puesto de Tida Coly, de Colores del Mundo, tienda dedicada no solamente a la venta de telas, sino también de otros productos procedentes del continente africano.

Tida Coly en su stand de Colores del Mundo.

La mayoría de los establecimientos dedicados al universo de las labores que llegaron a Creativa estaban dedicados al patchwork, como Papa Patch Hose, que trajo una novedad a la feria: la transferencia directa del patrón al papel. Sin embargo, otros universos, como el del punto de cruz, la mercería general y creativa, las telas, los botones, ganchillo o la lana también estuvieron representados. En este sentido, uno de los stands que más llamaron mi atención fue el de Jejoma Mercería Creativa, de Cantabria, que también organizó una exposición interesante. Se trató de la recreación de un cuarto de costura, en el cual las piezas que allí se exponían contaban con un código QR que dirigía a un video-tutorial gratuito para aquellas que quisieran confeccionar la pieza en cuestión.

Tida Coly en su stand de Colores del Mundo.

De esta manera, mi paseo de dos días por los puestos de Creativa Zaragoza no pudo dejar de lado las exposiciones que allí se organizaron, como la mencionada ofrecida por Jejoma Mercería Creativa. Otro de los protagonistas en este sentido fueron los bolillos, de la mano de Arteboar, asociación dedicada a esta disciplina en Aragón. Además de una exposición, ofrecieron durante los tres días de feria una demostración de oficio gracias a la cual las visitantes pudieron ver in situ la realización de una labor delicada como pocas. El panorama expositivo se completó con las muestras de Hacer Creativo, Dayka, Carrot Cake, Manos Maravillosas y Manualidades Urrea.

Bolillos del stand de TMC Bolillos.

Finalmente, la Feria Creativa de Zaragoza también ofreció multitud de cursos relacionados con las manualidades en su sección de Creative Academy, así como diversas demostraciones y talleres solidarios gratuitos, gracias a los cuáles se creó un dormitorio para la iniciativa «Hogar Creativo: dando color a la esperanza», en beneficio de la obra social del Hospital Sant Joan de Déu con el objetivo de dotar de muebles y objetos las sedes sociales que la fundación tiene en España.

Una feria cargada de grandes momentos que pude recoger en los álbumes que creé durante el fin de semana en la fanpage de facebook de La Voz de las Costureras, y que podéis consultar en estos enlaces: exposiciones, demostración de oficio de Arteboar, el ambiente y los expositores,

¡Felices manualidades y hasta la próxima edición de Creativa Zaragoza!

#yosoycreativahttp://zaragoza.creativa.eu/

 

Si te ha gustado esta entrada, puede suscribirte aquí para no perderte ninguna de mis actualizaciones ¡Felices labores!

Siguiente artículo Martina en el País de las Hadas (VI)
Artículo previo Historias de Mesa Camilla (I)

Related posts

0 Comentarios

No Comments Yet!

Puedes ser el primero ¡comenta este artículo!

Deja un comentario

*

code