Entrevista a Javier, séptimo expulsado de `Maestros de la Costura´ 4 - La Voz de las Costureras
EntrevistasMaestros de la Costura

Entrevista a Javier, séptimo expulsado de `Maestros de la Costura´ 4

«`Maestros de la Costura´acerca al espectador la complicidad, el trabajo y la laboriosidad que implica la confección de cualquier prenda»

Fotos: RTVE

Modista autodidacta, el aprendiz del talent show de costura Javier Cortés colgó las botas durante unos meses para entrar en `Maestros de la Costura´ y dejar en el programa su sello personal. Fallero de los pies a la cabeza, este directivo del Levante U.D., club de fútbol valenciano de Primera División, demostró durante los seis programas en los que participó un saber hacer, una serenidad y un carácter sociable y amable que le granjearon la unánime avenencia de sus compañeros. Un error de cálculo le llevó a la expulsión después de haber demostrado sus dotes como costurero y su simpatía como persona, un fallo que no restó agradecimiento por parte de este valenciano a la oportunidad brindada por el programa de RTVE. Y que despertó en él la firme voluntad de seguir aprendiendo para poder cumplir todas sus metas en el campo del patronaje y la costura.

LA VOZ DE LAS COSTURERAS: Dos clubes centenarios, el Athletic Club de Bilbao (1898) y tu equipo, el Levante UD (1909), club del que eres directivo, llegaron a la semifinal de la Copa, pero fue el equipo vasco el que finalmente jugará la final junto con el Barcelona FC. ¿Qué te habrías confeccionado para ir a la final si el Levante hubiera llegado a la final?

JAVIER CORTÉS: Un traje de tres piezas, sin lugar a dudas, pero me guardo la idea sobre cómo iba a ser, que estoy convencido que mi Levante UD me dará la oportunidad de confeccionármelo muy pronto para algún triunfo importante.

L.V.C.: ¿Cómo te han recibido en el equipo después de tu participación en el programa?

J.C.: Pues hasta que comenzó la emisión muy pocos compañeros sabían de mi participación en el programa, pero una vez se hizo público siempre tuve el cariño y el apoyo de todos y todas. Sin ir más lejos, mis compañeros de despacho, al llegar a trabajar después de mi expulsión la noche anterior, estaban esperándome para recibirme entre aplausos y vítores. Fue muy emotivo.

L.V.C.: El vídeo del Levante UD en el que los jugadores salen al estadio bajo tu supervisión estilística es de lo mejor que he visto en mucho tiempo. ¿Cómo surgió esta idea tan bien hilada? (enlace a vídeo)

J.C.: La idea fue mía y nada más proponérsela a mi club, tuve su apoyo incondicional, pero faltaba el siguiente paso, que era la propuesta a los cuatro capitanes. Cuál fue mi alegría que todos dijeron que sí, sin ni siquiera saber de qué se trataba. De hecho, al comenzar a grabar cambiamos algunas ideas debido a las aportaciones de ellos, que consiguieron que el vídeo quedara mucho mejor.

L.V.C.: Una cremallera te sacó del programa en el último minuto. ¿Te llevas mejor con ellas?

J.C.: Jajaja, realmente no fue la cremallera, fue que no cuadré bien las medidas y por lo tanto el vestido me quedó más pequeño que el maniquí. La cremallera se rompió al intentar que cupiera, lo que era imposible.

L.V.C.: Eres el aprendiz más apreciado por el resto de compañeros, todos estaban de acuerdo en que eras la persona que más paz ofrecía en la convivencia. ¿Cómo te sientes con este efecto positivo que generas en los demás?

J.C.: Yo supongo que ahí se notó más la experiencia o madurez propia de mi edad, además que yo me considero una persona positiva. En todo momento tuve presente que lo que estábamos viviendo era un grandísimo regalo, por lo que jamás me hubiese perdonado no intentar disfrutar de cada momento al máximo, enfrentándome a cada instante con una sonrisa y con muchas ganas de aprender. Pienso que todo eso logré transmitirlo a mis compañeros.

L.V.C.: En tu despedida dijiste que `Maestros de la Costura suponía un “antes y un después” en tu vida. ¿Tienes pensado dedicarte de manera más especial al mundo de la costura una vez fuera del programa?

J.C.: Lo cierto es que en principio voy a compaginar mi trabajo en el Levante UD con la costura. Mis conocimientos pienso que no son los necesarios para lanzarme a proponer una colección, y lo primero es formarme para que en un futuro, que espero no sea muy lejano, poder presentar algunos trabajos.

L.V.C.: ¿Cómo empezaste a coser?

J.C.: Realmente fue por curiosidad, me llamaba mucho la atención cómo era el patronaje de las prendas, y empecé a copiar pantalones, camisetas… Eran prendas más básicas. Y al ver que conseguía mis objetivos, seguí con prendas más complicadas, pero ya os digo, que tuve que tirar muchas prendas y malgasté algunas telas… Con la falta de formación estas cosas pasan.

L.V.C.: ¿Qué significa para tí la costura?

J.C.: Al principio era la libertad de poder confeccionarme la ropa que quería y no encontraba en las tiendas, ya que de joven era muy muy atrevido. Después, el hecho de ver que podía conseguir confeccionar prendas con mejores acabados me llenaba de satisfacción y, en muchas ocasiones, llegar de trabajar y ponerme a coser me daba mucha paz y tranquilidad. Yo creo que siempre me ha gustado, el hecho de imaginar y crear, aunque la dedicación en mi trabajo diario no me ha dado el tiempo que me hubiese gustado dedicar a la costura.

L.V.C.: ¿Tienes alguna anécdota divertida relativa a tu aprendizaje en costura?

J.C.: Pues cuando éramos más jóvenes, mi hermano Alfredo en más de una ocasión llegaba el jueves por la noche con una tela que se había comprado y me decía que quería un pantalón para estrenar el sábado por la noche. ¡Os podéis imaginar las horas que dormía entre jueves y viernes! jeje. Eso sí, él a mi lado trasnochando.

L.V.C.: ¿Cuáles son tus mayores fuentes de inspiración en tu proceso creativo?

J.C.: Aquí depende mucho de las prendas que vaya a confeccionar, si es ropa de calle, de fiesta o indumentaria valenciana. En el primer caso, me inspiro mucho en las tendencias actuales y en los diseñadores que tengo de cabecera. En el caso de la indumentaria valenciana, sigo los trabajos de diferentes indumentaristas de mi gusto, que me inspiran a la hora de confeccionar.

L.V.C.: ¿Cómo te gustaría definir tu estilo? ¿Y a tí mismo?

J.C.: Yo diría que es un estilo sencillo, con una combinación de colores homogénea, no muy atrevido, igual más clásico. Creo que mis allegados me definirían mucho mejor que yo, pero diría que soy una persona extrovertida, con mucho sentido del humor, trabajador, perfeccionista, familiar y muy amigo de mis amigos.

L.V.C.: ¿Con qué te quedas de tu paso por el concurso? ¿Qué aprendizajes técnicos y personales te llevas?

J.C.: Principalmente las personas que he conocido, comenzando por mis once compañeros y todas las personas que formaban los diferentes departamentos del programa e invitados. La verdad es que he aprendido bastante y muchas veces gracias a mis compañeros, cosa que les agradezco. Desde el principio formamos una gran familia.

L.V.C.: ¿Cómo te gustaría ser recordado tras tu paso por el programa?

J.C.: Yo creo que el espectador es muy inteligente y ha podido percibir cómo soy, cómo me comporto y cómo actúo, incluso en circunstancias de estrés. La verdad es que yo me he reconocido viendo el concurso y si eso ha llegado a los espectadores y me recuerdan cómo me han visto, estoy más que contento.

L.V.C.: ¿Crees que Maestros de la Costura servirá para poner en valor la artesanía en la costura?

J.C.: Estoy convencido de ello. Este año, sin ir más lejos, ya habéis podido conocer la prueba que se hizo en Lagartera, con esos trajes artesanales de tantos siglos de historia. Maestros de la Costura nos enseña tanto las últimas tendencias como las tradiciones más forjadas. Y gracias a programas como este, acerca al espectador la complicidad, el trabajo, la laboriosidad, etc que implica la confección de cualquier prenda.

Siguiente artículo Histórico de exposiciones en El Museo del Traje de Madrid
Artículo previo Ancor, ganador de `Maestros de la Costura´ 4

Related posts

0 Comentarios

No Comments Yet!

Puedes ser el primero ¡comenta este artículo!

Deja un comentario