Entrevista a Hilanderos Ruecamundos, hilado y consciencia
Entrevistas

Entrevista a Hilanderos Ruecamundos, hilado y consciencia

«Algunas personas darán un paso hacia el trabajo reposado y unido al ser»

Fotos: Hilanderos Ruecamundos. 

Mucho antes de que un virus llamado Covid-19 asolara el planeta, Rakel y David ya habían dado un giro radical a su forma de vida. Un proceso de reflexión personal que les llevó a la fundación de Hilanderos Ruecamundos, un proyecto de divulgación tanto del hilado, como de una forma de vida consciente y ecológica. Todo gracias a esas casualidades de la vida, que llevaron a un ex militar extremeño y una tejedora y macramera vizcaína a encontrarse en el camino y a lanzarse juntos, en una casita situada en el sur de Portugal, a la práctica de la permacultura, la huerta orgánica, la elaboración de productos naturales y el aprendizaje de todo tipo de saberes y técnicas conectadas con la naturaleza y el ser. Una transformación existencial que les llevó a la creación de su marca, Hilanderos Ruecamundos, actualmente radicada en un valle cántabro desde el que, enfocados en un proyecto de bioconstrucción, aportan su granito de arena para que, todos aquellos que sienten que hay algo que no termina de encajar en su día a día, vuelvan la mirada a la naturaleza y las raíces.

*Puedes seguir a Hilanderos Ruecamundos en https://www.facebook.com/disenos.rakellanda

LA VOZ DE LAS COSTURERAS: ¿Cómo surgió la idea de Hilanderos Ruecamundos?

HILANDEROS RUECAMUNDOS: La idea de Hilanderos Ruecamundos surge en primer lugar, de la búsqueda de una forma de vida lejos del estrés de la ciudad y más enfocado a entornos rurales, y en segundo lugar en la búsqueda del aprovechamiento de recursos naturales y materias primas que tenemos al alcance. Enfocamos Hilanderos Ruecamundos sobre todo al hilado porque nos movemos haciendo demostraciones con el huso y la rueca.

L.V.C.: ¿Cuál es el objetivo de esta iniciativa emprendedora?

HRM.: El objetivo principal es hacer lo que nos gusta y vivir una vida muy en contacto con la tierra, raíces, cultura, no dejar de aprender nunca y así es como logramos hilar de la lana el oro, complementándolo con un estilo de vida diferente, autosuficiencia y elaboración de otros productos.

L.V.C.: ¿Qué tiene esta práctica que os atrae como para lanzaros a esta iniciativa?

HRM.: A Rakel siempre le ha gustado todo lo relacionado con los tejidos y es capaz de leer casi cualquier patrón con solo un vistazo y David quería hacer algo para complementarlo. Entonces fue cuando, en un ambiente rural, surgió la magia: tener a tu disposición materias primas que son poderosas, pero sin embargo no son valoradas por la gente. Y ahí surge la idea del aprovechamiento de recursos como la lana y las ganas de darlo a conocer. Nos atrae la idea de hilar, tejer o curtir como parte de un conjunto, una manera de vivir más ancestral o antigua.

L.V.C.: Muchas personas que se dedican a profesiones relacionadas con el textil tradicional lo hacen por una relación emocional con las mismas: abuelas que tejían mientras ellos hacían deberes, costureras que han sacado adelante a muchos niños con su profesión… ¿hay algo de esta esfera emocional en vuestro trabajo? ¿Está en la base de la querencia por la permanencia de los saberes de nuestros ancestros, como el hilado y otras técnicas que vosotros buscáis preservar?

HRM.: Está relacionado con querer mantener los saberes antiguos que hoy día están medio olvidados, esto nos impulsa a movernos para que la gente vuelva a conocerlos.

L.V.C.: ¿A qué ferias acudís cada año? ¿Cómo responden la gente cuando ve vuestro stand? ¿Qué es lo que más os preguntan?

HRM.: Sobre todo acudimos a mercados temáticos o de recreación histórica, medievales…etc

Cuando ven nuestro taller de hilado en los mercados, lo que más nos llama la atención es el sentimiento de nostalgia entre los más mayores, frases que se repiten allá donde vamos como «esto lo hacían mis abuelos».

Los adultos en general les llama la atención cómo se convierte el vellón en hilo fino.

Y lo que nos encanta es que los más pequeños quieren probar y se atreven a coger el huso y darle caña súper concentrados en lo que están haciendo, maravilloso, ya es un regalo que puedan verlo.

Stand de Hilanderos Ruecamundos para las ferias y mercados en los que dan a conocer sus saberes. Foto: Hilanderos Ruecamundos

L.V.C.: ¿Cómo le explicaríais qué se siente hilando a una persona que no haya visto un huso en su vida?

HRM.: El hilar como el tejer, yo siempre he dicho que es una meditación. Eso sí, cuando le coges el tranquillo, cuando estás aprendiendo es más un trabajo de atención, concentración, ejercicio mental…luego todo va sobre ruecas.

L.V.C.: Después de este tiempo de confinamiento a causa de la pandemia por Covid-19, da la impresión de que habrá gente que se replantee su forma de vida y busque alternativas serenas y conectadas con la vida y el ser humano. ¿Puede que esta aparente reflexión colectiva derive en una vuelta al gusto por el trabajo reposado y bien hecho, como el que implica el hilado?

HRM.: Creemos que cualquier tipo de catástrofe ya sea a nivel individual o colectiva, siempre es buena oportunidad para parar, reflexionar, tomar decisiones, cambiar…

Nos costaría pensar que esto nos llevase a un cambio de vida colectivo, pero sí que puede haber personas que den un paso hacia el trabajo reposado y unido al ser. Pero queda mucho trabajo que realizar y mucho camino por recorrer para que la humanidad de este cambio que el planeta en todas sus esferas está pidiendo. A la gente le importa la comodidad, una economía estable y vivir con los ojos cerrados lejos de la consciencia.

L.V.C.: Si alguien quiere aprender a hilar ¿qué necesitaría saber y tener primero?

HRM.: Lo primero es tener muchas ganas y lo segundo coger vellón, un huso y practicar.

L.V.C.: ¿Qué tipo de talleres realizáis?

HRM.: Hacemos talleres de hilado, curtido de pieles, elaboración de tambores, punto, ganchillo, telar, macramé, hemos dado alguna charla, permacultura, plantas medicinales, y pronto comenzaremos los talleres de bioconstruccion… algún día escribiremos un libro.

Siguiente artículo Cursos gratis de costura en Aula Fácil
Artículo previo Puzles en tela para los más pequeños en la Real Fábrica de Tapices

Related posts

0 Comentarios

No Comments Yet!

Puedes ser el primero ¡comenta este artículo!

Deja un comentario