La Brava, novena expulsada, se queda a un programa de la final - La Voz de las Costureras
Maestros de la CosturaNoticias

La Brava, novena expulsada, se queda a un programa de la final

La Brava roza la final en un programa dedicado al lujo en diversas épocas históricas

Fotos: RTVE. 

La Brava, la novena expulsada, se quedó a las puertas de la final de Maestros de la Costura en un programa dedicado al lujo presente y pasado, con la Edad Media como reto especial. De esta manera, Begoña, Joshua, Margarita y David medirán sus fuerzas durante la gala final de Maestros de la Costura 3, que tendrá lugar el próximo lunes día 30 de marzo en La 1 de RTVE.

La última expulsada, Andrea, más conocida como «Brava», nació en Madrid pero vive en Jerez desde los 13 años, por lo que siempre ha declarado en el programa que se siente andaluza. La concursante de 31 años, espontánea y sincera, estudió seis años diseño de moda en una escuela privada de Sevilla, y su objetivo es ir más allá de la moda. La Brava, que se ha quedado a las puertas de la final, se ha mantenido durante nueve programas de los diez de los que se compone el formato de Maestros de la Costura.

Un homenaje al lujo atemporal

La gala comenzó como un homenaje al concepto del lujo, y para darle forma a la idea contaron con el saber de Diego Villalba, de Alfredo Villalba Atelier. Una marca en la que sus clientas «buscan una experiencia excepcional», explicó el diseñador. «La clienta sueña y nosotros ejecutamos su sueño», comentó. Como inspiración para la prueba, libre y basada únicamente en el concepto del lujo, pudieron observar un modelo de Villalba, un vestido basado en la época victoriana, pero actualizado vía técnica y ejecución.

Los concursantes escucharon también los consejos de la influencer Alexandra Pereira, pionera en los blogs de moda españoles y creadora de la firma Lovely Pepa Collection. Unas palabras que les guiaron en el concepto en juego, y que debieron plasmar en unos modelos de libre elección. Todos los concursantes decidieron abordar vestidos, menos Begoña que escogió un patrón de chaqueta. Una elección acertada la de la concursante zamorana, puesto que además de ser felicitada por todo el jurado, consiguió el premio extra de la prueba: una semana de prácticas en Alfredo Villalba Atelier.

Diego Villalba, de Alfredo Villalba Atelier y la influencer Alexandra Pereira con el equipo del programa. Foto: RTVE

Maestros de la moda medieval

Un veredicto individual del que se salvan los dos mejores. Así arrancó la prueba de equipos, que se desarrolló en el Parador Nacional de Turismo de Sigüenza (Guadalajara), espectacular castillo construido a principio del siglo XII que fue residencia habitual de los obispos de Sigüenza y de casi todos los reyes de Castilla a su paso por la zona. En esta ocasión tuvieron que replicar dos modelos para damas medievales, a modo de costureros de la Corte de Castilla, con los medios de aquellos años: con la salvedad de las máquinas de coser: les permitieron el uso de máquinas de coser mecánicas de los años treinta.

Los equipos fueron liderados por Begoña y Margarita, la primera y segunda mejores en el primer ejercicio. Debido a que quedaba un número impar de concursantes, a Begoña, como ganadora de la prueba individual, se le dio la opción de elegir entre trabajar con un aprendiz mas o con tener más tiempo. La zamorana escogió más tiempo, y tuvo a Joshua como compañero por azar. El otro equipo finalmente se conformó por Margarita, La Brava y David.

Antes del comienzo del trabajo, los aprendices escucharon los consejos de la diseñadora gallega Arantza Vilas, encargada del vestuario de ‘Juego de Tronos’ e investigadora en tejidos sostenibles en base a setas o kombucha, como ejemplo. Esta especialista apuntó la importancia de los detalles en el vestuario de cine y televisión, así como el mimo y el cariño en la ejecución.

Desde un primer momento, el equipo compuesto por Begoña y Joshua afrontó el ejercicio con más acierto. «El orgullo en el trabajo se nota», apuntó Arantza Vilas a Joshua cuando le aconsejó trabajar con mimo la prenda. Una realidad que les llevó a ser los dos primeros finalistas de la tercera edición de Maestros de la Costura: Begoña, como primera finalista, por su evolución y sus acabados perfectos, y Joshua como segundo finalista.

Arantza Vilas acompaña al equipo. Foto: RTVE

Begoña y Joshua, primeros finalistas

A la prueba de expulsión llegaron Margarita, David y Brava acompañados de los primeros finalistas, Begoña y Joshua, y del diseñador Roberto Diz, que se acercó al taller a ofrecer sus consejos como especialista en vestir ceremonias de boda. Y es que la prueba retó a los tres semifinalistas a rediseñar o actualizar un vestido de invitada de boda, un ejercicio muy al hilo de la sostenibilidad en la que se ha hecho hincapié desde el comienzo de la tercera temporada del programa. «Mi objetivo es que la mujer sea libre», explicó el invitado, quien insistió que un vestido de invitada de boda no debe «hacerle un feo a la novia», como el uso del blanco o de colores estridentes.

El resultado del ejercicio no fue del gusto del jurado, que observó poca capacidad de transformación en los modelos de los tres semifinalistas, pero fue solamente uno el que se quedó a las puertas de la final: La Brava. De esta forma, Begoña, Joshua, Margarita y David se verán las caras en la final de la semana próxima.

El diseñador Roberto Diz con el jurado y la presentadora. Foto: RTVE

Premios y audiencia

Maestros de la Costura arrancó el pasado 27 de enero de 2020 con la expulsión de Helen, en una gala que obtuvo una audiencia del 13,4% con 1.444.000 espectadores, lejos de las cifras del primer programa de la primera temporada, que obtuvo un 17,0% y 2.350.000 espectadores en la noche de la expulsión de Shaoran. La segunda gala, la de la expulsión de Marc, se saldó con 1.248.000 espectadores y un 11.7% de audiencia. Los fieles al programa se mantienen en la tercera gala (expulsión de Arantxa) con 1.403.000 espectadores (13,5 % de audiencia) y la cuarta (expulsión de Margarita), en la que se obtuvo una cifra de 1.367.000 espectadores (13,1%). El quinto programa de Maestros de la Costura, el de la repesca de Margarita y la expulsión de Fran, obtuvo 1.430.000 espectadores, lo que supuso un 13,9% de audiencia. El sexto programa (expulsión de Laura) obtuvo 1.293.000 espectadores, lo que supuso un 11,6% de share, mientas que el séptimo (expulsión de Xiaona), contó con 1.404.000 espectadores, con un 13,2% de share. El octavo programa, que vio salir a Borja, tuvo la mayor audiencia de Maestros de la Costura hasta el momento: 1.655.000 espectadores, con un 13,0% de share.

Por su parte, la tercera persona clasificada recibirá un programa de inmersión en la industria de la moda en el ISEM Fashion Business School de la Universidad de Navarra.Maestros de la Costura, programa inspirado en “The Great British Sewing Bee”, busca al mejor modista amateur de España. Está presentado por Raquel Sánchez Silva y cuenta como jurado a los diseñadores Lorenzo Caprile, María Escoté y Alejandro Palomo. La persona ganadora se llevará el maniquí de oro, un premio de 50.000 euros y un curso de formación en Diseño de Moda en el Centro Superior de Moda de la Universidad Politécnica de Madrid.

Siguiente artículo Entrevista a Laura, sexta expulsada de Maestros de la Costura 3
Artículo previo Concursos de costura en el mundo: de Maestros de la Costura a Next in Fashion

Related posts

0 Comentarios

No Comments Yet!

Puedes ser el primero ¡comenta este artículo!

Deja un comentario

*

code