Laura Lapresta, creadora de "Pajaritas por Aquí", marca de artesanía textil - La Voz de las Costureras
costuraEntrevistas

Laura Lapresta, creadora de «Pajaritas por Aquí», marca de artesanía textil

«El mundo está cambiando, hay que hacer lo que te gusta porque en eso será en lo que aportarás valor»

Fotos: Noemi Martínez Pérez.

Lo que fuera un detalle personal de despedida para cincuenta compañeros de trabajo se transformó, hace seis meses, en `Pajaritas por Aquí´, la iniciativa textil artesana de la ingeniera industrial zaragozana Laura Lapresta. Un proyecto que muestra en una cuenta de Instagram llena de pajaritas, cintas de pelo, diademas, bolsos y tote bags a través de las cuales ha dado un giro de 180 grados a una vida profesional centrada, hasta ahora, en la Logística y la Informática. Un sendero artesano que recorre a ritmo de swing, creatividad y armonía personal.

`Pajaritas por Aquí´ surgió en diciembre de 2018 como un copernicano giro personal y profesional. «Estuve dos años trabajando en una empresa de logística en Italia, y al volver quise tener un detalle con mi equipo. Eran cincuenta personas, se me ocurrió hacer algo de modo manual. No sé cómo apareció un lazo en algún momento de mi visual –bromea- y pensé que podía hacerles pajaritas. Cuando llevaba ya cincuenta me dije que las podría vender. Ahí se quedó la idea, y hace poco la rescaté», explica.

Una de las pajaritas de Laura Lapresta. Foto: Noemí Martínez.

Esa carrera profesional de Laura en el mundo de la logística internacional la había llevado a Bélgica, Italia y recientemente a Madrid, su último destino antes de afincarse en su ciudad natal, Zaragoza. Una fase vital en la que ha decidido volver a las raíces, pero llena del bagaje que le ha otorgado su etapa internacional. «Trabajar en el extranjero es algo que hay que vivir, aprendes muchas cosas de ti mismo. Tienes experiencias que en tu ciudad no tienes», aconseja.

Los actuales son momentos de cambio para Laura, en muchos sentidos. Una experiencia que quiere vivir, un proceso interno de exploración personal que tiene la artesanía como uno de sus pilares de apoyo. Trabajo que le aporta múltiples beneficios personales. «La gente que me conoce sabe que tengo mucho genio, que a veces pierdo la paciencia muy pronto. Siempre supe que uno de mis puntos a mejorar era ese, la paciencia. En cambio, con las manualidades siempre he tenido mucha paciencia. Es algo que me relaja mucho. Lo he tomado como un cambio de filosofía en mi vida, una salida, una vía más, una semillita que estoy dejando. Para mí es una relajación crear algo, hacerlo y verlo terminado», argumenta.

`Pajaritas por aquí´ es su actual proyecto, aunque, según reconoce, «a veces echo de menos el trabajo en equipo, trabajar con un equipo que tiene diferentes aportaciones que, por supuesto, te hacen crecer muchísimo. Esto es más solitario. Es una exploración, ver cómo me comporto en un terreno diferente», manifiesta.

Cinta para el pelo. Foto: Noemí Martínez.

De casta le viene al galgo

La conexión que la ingeniera industrial tiene con el trabajo artesano le viene de cuna. «De pequeña me gustaba hacer manualidades, me hacía pendientes, siempre he tenido ese gusto por hacer las cosas manualmente», recuerda. Una afición que comparte con su madre y su tía, esta última modista y propietaria de la mercería `Caprichos´ de Zaragoza (c/Lapuyade, 37). «Mi madre siempre ha arreglado todo a mano. Tanto mi hermana, como mi madre, como yo somos muy delgaditas y nos va todo grande, todo nos lo ha tenido que arreglar. Hoy en día, cuando ve una prenda y ve algo que no le gusta, también lo arregla. Siempre la he visto cosiendo, lo mismo que a mi tía. Yo hice patinaje artístico de pequeña y en aquellos años los mallot tenían un precio desorbitado, así que mi tía nos los hacía», apunta.

De hecho, fue su tía una de las personas que más le ayudó en los comienzos de `Pajaritas por aquí´. «Mi tía se ha dedicado toda la vida a coser, tiene una mercería donde hace arreglos y le hacen encargos. Los retales que le iban sobrando me los daba. Empecé con eso, por ello hay mucha de variedad de telas en mis trabajos, que son las que triunfan, porque son bonitas. También uso telas más específicas, como telas de videojuegos o de flamencos, que son compradas», explica.

A esta variedad de las telas que emplea Laura se suman retales de telas africanas que adquiere en una tienda de Madrid. Todas ellas dirigidas a una producción en la que las mujeres jóvenes son sus principales destinatarias. «Según el algoritmo de Instagram el 60% de mis seguidores son mujeres, en un rango de 25 a 35 años. Suele ser una mujer que quiere ir en una boda a juego con su pareja y que regala la pajarita a su pareja», asevera.

Los bolsos, otra de las creaciones de Laura Lapresta. Foto: Noemí Martínez

El swing, su otra pasión

Laura Lapresta compatibiliza su trabajo en `Pajaritas por Aquí´ con su faceta de profesora en la academia de baile Zaraswing. Una pasión que aterrizó en su vida por casualidad. «Llegué al swing en un mercado de Las Armas, hace cuatro años. Los vi –a los bailarines de Zaraswing- y dije “yo quiero bailar esto”», recuerda. Y aprendió. Para ello pasó seis meses en la academia zaragozana, tiempo tras el cual fue destinada a Italia en la empresa de logística internacional donde trabajaba. Una estancia durante la cual continuó tomando clases de swing, hasta llegar a ser, durante el posterior tiempo que vivió en Madrid, profesora de baile, carrera que continúa en la actualidad en Zaraswing. Y por mucho tiempo. «Siempre he hecho patinaje artístico, pero nunca he encontrado algo en el deporte que me llenara tanto como el baile», asevera.

Y es que el swing «engancha mucho. Es un ambiente muy bonito y muy social. No es un deporte en el que se compita, por lo que está alejado de ese ambiente competitivo. Al principio es un poco difícil de aprender, pero pasados unos meses te vienes arriba. Ahí es imparable», afirma. Un tipo de baile que invita a quedar con amigos y disfrutar de la vida. «Es un baile en pareja, pero no vas con una pareja a bailar. Vas a un bar y le preguntas a alguien “¿bailas?”», sonríe.

Planes de futuro

`Pajaritas por Aquí´ acaba de nacer, pero ya está en plena fase de expansión. «Mi idea es hacer ahora todo lo que requiere inversión de tiempo: preparar fotos, preparar post de Instagram, preparar producto…», reseña. Una labor orientada a impulsar la iniciativa y «hacerla funcionar, tener un goteo de clientes que me permita seguir haciéndolo y, a partir de ahí, ver si lo profesionalizo más», expone.

Laura Lapriesta ha decidido dar un cambio a su carrera profesional que le ha llevado a un rumbo alejado de la Ingeniería Industrial, la Logística y la Informática. Un sendero más íntimo y personal que se ve enriquecido por su trayectoria laboral, y que está en la línea de una forma de vida que cada día gana más adeptos. Ya que, tal y como profetiza la artesana, «el mundo está cambiando, hay que hacer lo que te gusta porque en eso será en lo que aportarás valor a los demás y a ti mismo».

Puedes encontrar los productos de Laura Lapresta en su cuenta de instagram @pajaritasporaqui y en el zaragozano Mercado de Las Armas, que se celebra el segundo domingo de cada mes en la calle Las Armas de Zaragoza.

Siguiente artículo `Patchwork y bordado para las cuatro estaciones´, de editorial El Drac
Artículo previo España participa en `BOBBIN LACEE´, una red de la UE para el aprendizaje de encaje de bolillos

Related posts

0 Comentarios

No Comments Yet!

Puedes ser el primero ¡comenta este artículo!

Deja un comentario

*

code