Martina en el País de las Hadas, episodio decimosexto
Martina en el País de las Hadas

Martina en el País de las Hadas (XVI)

Martina en el País de las Hadas (XVI)
Autor de la fotografía: http://www.viktorhanacek.com/

El tiempo pasa despacito en la montaña, aunque esa lentitud pura hace que las horas de pronto se transformen en años cuando menos te lo esperas. Era cinco de agosto, día de la Virgen de las Nieves, y la pequeña tejedora cumplía nueve años. Pronto haría la primera comunión.

Nieves estaba loca de contenta. Sus amigos del colegio empezaban a ser quintos de la niña, que había entrado al colegio con dos años de antelación por expreso deseo de su mamá. Martina conocía el privilegiado cerebro de su primogénita y le había pedido a la maestra que hiciera un hueco a su hija con cinco años, en lugar de los siete con los que los niños de aquellos tiempos comenzaban su etapa escolar.

En casa de Nieves todo era alegría. El patio se llenó de niños que gritaban y se perseguían mientras de cuando en cuando se acercaban a la mesa para saciar su apetito y su sed. Tortillas, patatas fritas, zumos, adornos de ganchillo y tela… y una niña feliz que iba acercándose a la adolescencia con los pies de plomo que da la prematura madurez.

Habían pasado ya cuatro años desde que su mamá falleciera y se transformara en un hada que visitaba a la niña en sueños. Y la manta que Nieves estaba confeccionando en honor a Martina avanzaba y retrocedía. La pequeña era toda una experta en ganchillo, y por eso cada vez que repasaba los cuadraditos de lana que había confeccionado cuando era una principiante, los deshacía y rehacía para que quedaran perfectos.

Cada noche la muchachita de montaña se tumbaba en la cama con una sensación de paz profunda. Había tiempo que su mamá no se acercaba a ella en su nueva forma de hada, aunque no había sueño en el que no se colara. Y eso la hacía tremendamente feliz.

Si te ha gustado esta entrada, puedes suscribirte aquí para no perderte ninguna de mis actualizaciones.

Si quieres conocer ya el final, puedes adquirir en AMAZON el ebook con la serie completa en este enlace http://amzn.to/2o4fhD5

¡Felices labores!

Siguiente artículo Hilaku, Primera Muestra de Creadoras Textiles Residentes en Zaragoza
Artículo previo Fundación José Luis Zazurca: Vértice

Related posts

0 Comentarios

No Comments Yet!

Puedes ser el primero ¡comenta este artículo!

Deja un comentario

*

code