Martina en el País de las Hadas (V) - La Voz de las Costureras
Martina en el País de las Hadas

Martina en el País de las Hadas (V)

Martina en el País de las Hadas (V)
Autor de la fotografía: http://www.viktorhanacek.com/

Nieves estaba loca de contenta. Se despertó de un salto y cantó una melodía alegre. ¡Su mamá era un hada! Ahora todo tenía sentido. Su madre era tan buena que las hadas la habían raptado para que fuera una de las suyas.

La abuela Purificación sonrió al ver a su exultante nieta. Desde que murió su querida hija mayor no había visto a la niña tan contenta. Ella trataba de superar la muerte de su hija sin éxito, pero la presencia de la pequeña Nieves la forzaba a reponerse.

Purificación se sentó en su mecedora una vez terminó de desayunar. Durante mucho tiempo su pequeña nieta le había llevado la primera comida del día a la cama, como para cerciorarse de que no se dejaba morir de tristeza. Que belleza de mujercita, pensó, es luz, igual que su mamá. Una luz que esa mañana brillaba con más fuerza.

–¡Abuela! Mamá ha venido a verme en un sueño. – La abuela dio un imperceptible respingo al oír a la niña. Se serenó y sonrió a la pequeña.

–¡Que alegría! Ella siempre cuidará de ti, cariño.– contestó. El rostro de Nieves estaba radiante.

–¡Es un hada, abuela, la han llevado las hadas!.– El entusiasmo de la niña contagió a Purificación. Pensó en lo que le había dicho Nieves. Un hada… que bonita idea. «Es demasiado pequeña para entender que su madre se ha ido para siempre», pensó. Entonces se le ocurrió la idea con la que tanto ella como su familia empezaron a sanar.

–Nieves, a las hadas le gusta mucho la lana. ¿Que te parece si tejemos una manta? Así tu hada vendrá todas las noches, a ver cómo crece.– Nieves la escuchó con mucha atención. Se marchó corriendo de pronto y volvió con un ganchillo.

–¿Este vale, abuela?.–

 

Si te ha gustado esta entrada, puedes suscribirte aquí para no perderte ninguna de mis actualizaciones.

Si quieres conocer ya el final, puedes adquirir en AMAZON el ebook con la serie completa en este enlace http://amzn.to/2o4fhD5

¡Felices labores!

Siguiente artículo Historias de Mesa Camilla (I)
Artículo previo El universo de las manualidades se da cita en Zaragoza

Related posts

1 Comentario

Deja un comentario

*

code