Rosa León, ganadora de Maestros de la Costura II - La Voz de las Costureras
EntrevistasMaestros de la Costura

Rosa León, ganadora de Maestros de la Costura II

«En Maestros de la Costura me he demostrado de nuevo que quien la sigue la consigue»

Fotos: RTVE.

Cuando el espíritu de superación se encuentra con el talento, el triunfo aparece a la vuelta de la siguiente esquina. Y así fue para la decoradora Rosa León, flamante ganadora de la segunda edición de Maestros de la Costura. Una victoria que llegó tras una dura lucha contra el cáncer de mama, y que le ha permitido dar forma a sus sueños: la creación de The Buttom Club, su academia de costura, y el lanzamiento de su propia línea de ropa nupcial, que verá la luz en los próximos meses. Unos éxitos forjados con la fuerza serena de una costurera sevillana que pudo vestir, en el programa final que le dio la victoria, a Blanca Padilla, la primera modelo española en vestir las alas de Victoria´s Secret.

Rosa León elevó su constancia y su resiliencia a categoría de éxito. Y de transición existencial. Ya que la final, muy disputada con Isabel, no fue sino el punto final de un proceso de varias semanas en el que tanto su familia como el público del show la vieron florecer. Un programa final intenso cargado de recuerdos. «Por mi cabeza pasaban muchas cosas…, tenía sentimientos encontrados: de alegría por ver a mis hijas; de tristeza por el fin de mi paso por el programa; de satisfacción por todo lo aprendido y por los buenísimos momentos que he pasado junto a mis compañeros y tooodo el equipo del programa, que realmente son mi gran premio… Fueron muchísimas las emociones y sensaciones que tuve durante la final. Al mismo tiempo, recordaba a mi madre, el pilar más importante de mi vida, de ahí el homenaje que rendí eligiendo su traje de novia como inspiración para el diseño y la confección final del programa», comenta.

Rosa con su maniquí de oro en la mano posa junto a Blanca Padilla, que luce el vestido que le dio la victoria a la aprendiz. Foto: RTVE

La campeona de Maestros de la Costura evolucionó en las diez semanas de programa como una suerte de crisálida en constante metamorfosis. Una lucha que le ha llevado a ganar el Maniquí de Oro, 50.000 euros en metálico y un curso de formación especializada en Diseño de Moda impartido en el Centro Superior de Moda de Madrid. Un punto de partida a unos proyectos que desarrolla sin prisa, pero sin pausa. Ya que a la colección cápsula de moda infantil femenina para El Corte Inglés le ha seguido la inauguración de su soñado taller y academia. «El taller tiene cada vez más vida, en The Buttom Club no hay límites de edad y eso me encanta. Tenemos pequeños principiantes que se animan a dar sus primeras puntadas con y sin máquina. Las más avanzadas se atreven a hacer prendas como smoking o traje de flamenca, y las que entran sin tener mucha idea se están animando también a hacer prendas como faldas y pantalones. Me encanta y me llena de satisfacción ver la cara de mis alumnos y alumnas cada vez que vienen. El taller está en Los Bermejales, Sevilla, quien quiera información sobre cursos o masterclass, puede solicitarlo en comunicacion@rosa-leon.es», explica.

En The Buttom Club, la ganadora de Maestros de la Costura imparte clases de confección, tal y como venía haciendo en la Fundación Alalá, dirigida al apoyo a personas en riesgo de exclusión, mucho antes de entrar en el programa. «Para mí, ir a Alalá es un verdadero privilegio. Aprendo muchísimo de todas mis madres, muchas veces digo que, aprendo yo más de ellas que ellas de mí, son verdaderas guerreras, mujeres con grandes valores y con un sentido de la vida maravilloso», apunta.

El momento de la victoria, con su familia. Foto: RTVE

Con la banda sonora de la máquina a pedal de fondo

Rosa León se ha dedicado profesionalmente a la decoración, pero tiene en la costura un elemento más que integrado en su vida. «En mi casa siempre ha estado el sonido de la máquina de fondo porque en mi familia todo el mundo cosía. Fue mi madre la que hizo de la costura mi pasión enseñándome a cortar y coser vestiditos para la Nancy, así mientras mis tías y mi madre se reunían para hacer punto o coser yo me ponía junto a ellas a confeccionar mis primeros diseños para mis muñecas», recuerda.

Una tradición que se convirtió en ventaja en aquella famosa prueba que los concursantes debieron abordar con una máquina de coser a pedal, y que para ella no supuso mayor hándicap. «Mis raíces en el mundo de la costura parten de cuando cosía con mi madre y mis tías, de hecho lo hacíamos con la misma máquina con la que cosí en la prueba. Cada vez que oigo el sonido, vuelvo a mi niñez a esos ratos tan especiales vividos con mi familia en los que la costura, las conversaciones, las risas y el café reinaban», manifiesta.

Rosa se muestra muy vinculada a esa afición que le llevó a ganar la segunda edición de Maestros de la costura. Una disciplina que le ha reportado más de una alegría. «Me siento muy afortunada de formar parte del maravilloso mundo de la costura y de la moda. Para mí, es un privilegio poder diseñar, me encanta el momento en el que novias, madrinas, chicas que van a un evento importante en su vida…  se abren a mí contándome cómo son, cómo se imaginan ese día tan especial, con qué tipo de prendas se sienten más seguras y a gusto…», explica.

Prenda de su colección cápsula para El Corte Inglés. Foto: RTVE

Un premio tras un trago difícil

Rosa León llegó a Maestros de la Costura animada por sus hijas Paula y Clara, un bello estímulo que le ayudó a reflotar tras la culminación de su tratamiento contra el cáncer de mama que padecía. «Lo veía y siempre pensaba que era el programa de mi vida, me imaginaba y me veía allí cosiendo. Acabando el tratamiento, mis hijas comenzaron a animarme y finalmente me inscribí. Mi aventura realmente comienza en el casting, que fue espectacular», comenta.

La entrada en el programa fue un acicate para una concursante cuya transformación personal resultaba evidente semana tras semana. «Llegue a Maestros de la Costura un poco desubicada y tensa, acababa de terminar prácticamente el tratamiento y me lleve durante el mismo con una vida social muy limitada pues la quimio me dejaba flojita y no me permitía salir y entrar todo lo que quería. El programa me ha dado la oportunidad de reinventarme, ha sido mi fin del tratamiento, me ha venido genial a todos los niveles, he reforzado la seguridad en mí misma, me he demostrado de nuevo que quien la sigue la consigue, me he llevado unos compañeros maravillosos. El programa me ha dado momentos super bonitos, emocionantes… Le estoy muy agradecida a todo el equipo que hace posible Maestros de la Costura, desde Alejandro Palomo, Lorenzo Caprile, María Escoté y Raquel Sánchez Silva, hasta mis compañeros de sonido, cámara, cocineras… Todos y cada uno de ellos han aportado en mi persona y en mi vida cosas difíciles de describir con palabras», apunta.

Toni, Isabel, Rosa y Amparo, los finalistas. Foto: RTVE

Su línea nupcial, en breve

Desde su triunfo en Maestros de la Costura, Rosa León ha podido ir dando forma a todos sus proyectos. El próximo, el diseño de su propia línea nupcial. «Lanzar mi línea de ropa es mi próximo sueño por el cual me desviviré. Quiero hacer una línea de novia, invitadas y alfombra roja, es con lo que siempre he soñado. Tengo muchas ganas y muchísima ilusión», anuncia.

El taller y academia The Buttom Club, la colección cápsula en El Corte Inglés, 50.000 euros en metálico, formación de primer nivel y ahora su propia línea de ropa de novia. Todo ello a escasos meses de finalización de un programa del que se queda «con todo, para mí cada momento vivido en el programa ha sido muy especial, he aprendido muchísimo y estar rodeada de gente tan profesional ha sido un gustazo… Volvería a repetir la experiencia una y otra vez», anota.

Maestros de la Costura ha supuesto para su ganadora el pistoletazo de salida de sus proyectos en moda y costura. Pero también ha sido un vehículo para la culminación de una transformación personal. Un camino que ella quiso representar en una prenda muy especial, aquella que recuerda con especial cariño. «Sin lugar a duda me quedo con el traje de chaqueta que hice en el antepenúltimo programa. Con él quise dar visibilidad a todas las mujeres y en especial a todas las que han luchado o están luchando contra el cáncer», concluye.

Siguiente artículo Arrancan las pruebas de acceso para el Grado de Diseño de Moda de Zaragoza
Artículo previo `El diseño de moda español, en cifras, por ACME

Related posts

0 Comentarios

No Comments Yet!

Puedes ser el primero ¡comenta este artículo!

Deja un comentario

*

code