Toldos de ganchillo de Los Cerralbos: tradición, reciclaje e impulso rural - La Voz de las Costureras
GanchilloNoticias

Toldos de ganchillo de Los Cerralbos: tradición, reciclaje e impulso rural

A la sombra del arte en ganchillo de las mujeres de Los Cerralbos

Fotos: Mari Paz Calvo

Mujeres de la localidad toledana de Los Cerralbos elaboran, desde hace dos años, un toldo de ganchillo creado con bolsas de plástico que dará sombra a su procesión del Corpus. Un proyecto que aúna tradición, impulso rural y concienciación sobre la reutilización de recursos, y que recupera esa costumbre de la charla a la fresca, ganchillo en mano, que iniciativas socio-culturales como esta tratan de reactivar.

La idea de la confección de los toldos de plástico de Los Cerralbos, localidad de poco más de 400 habitantes situada en la provincia de Toledo, surgió al amparo de Innovart, festival de arte multidisciplinar (graffiti, música, yoga, pintura…) que se celebra en el municipio. «Me di cuenta de que una franja de edad de los vecinos del pueblo no participaba en el evento, y se me ocurrió proponer la organización de un taller de maxiganchillo con plástico», explica Mari Paz Calvo, artesana textil impulsora de la iniciativa (https://www.facebook.com/mi.suenocumplido).

Parte del proyecto de ganchillo. Foto: Mari Paz Calvo

Al taller acudieron unas cuarenta personas, una decena de las cuales continuaron con la ejecución de los toldos. «Somos mujeres de distintas edades, desde cincuenta a más de setenta años de edad, mujeres del ámbito rural. Casi todas son amas de casa, aunque también hay una enfermera, una administrativa y una artesana, luchadoras todas para que este medio rural en el que vivimos siga vivo», reivindica Calvo.

La idea original del proyecto consistía en la elaboración de toldos de ganchillo, en base a una hebra fabricada con bolsas de plástico, con el objetivo de dar sombra a las calles que forman el recorrido de la procesión del Corpus. Una utilidad práctica bajo la que subyacen la tradicional apuesta del entorno rural por el reciclaje, y el deseo de dinamizar socialmente al pueblo, particularmente a sus vecinas. «Queríamos animar a las mujeres a que salieran de casa e interactuaran entre ellas. Además, el ganchillo es bueno para la estimulación de manos, brazo y hombro, es muy bueno para las personas que padecemos artritis, ya que nos ayuda a combatirla. También nos movía el tema ecológico, usar las bolsas que nos dan en las tiendas para algo más que llevar en ellas la compra. En el medio rural estamos concienciados a la hora de reciclar», expone la artesana.

Detalle de la instalación. Foto: Mari Paz Calvo

Esta iniciativa surgió hace apenas dos años, pero ya ha traspasado las fronteras nacionales. «Hemos puesto a Cerralbos en el mapa, no solo de nuestro país, sino también en el extranjero. El primer reportaje que nos hicieron este año llegó a alcanzar los ocho millones de reproducciones, siendo el más visto en los países de México y Argentina», comenta. Y todo gracias a una tradición ancestral. «Tradicionalmente siempre se ha tejido en Los Cerralbos, se pretendía recuperar esa tradición, cuando se salía a la calle en las siestas a hacer labores y reunirse entre vecinos. Tenemos puntos de recogida de bolsas y gente que nos hace donaciones de bolsas para reutilizarlas en nuestro proyecto, tenemos apoyo y reconocimiento del ayuntamiento, siendo la concejala de Bienestar Social de la anterior legislatura un pilar importante de empuje en el proyecto», concluye Mari Paz Calvo.

Siguiente artículo Últimas plazas para la Jornada Balenciaga en el Museo Thyssen
Artículo previo La Real Fábrica de Tapices logra recuperar cuatro cartones en muy mal estado de conservación

Related posts

0 Comentarios

No Comments Yet!

Puedes ser el primero ¡comenta este artículo!

Deja un comentario

*

code