Un oasis de creatividad, calidad e inclusión en Zaragoza
Entrevistas

Fundación José Luis Zazurca: Vértice

Un oasis de creatividad, calidad e inclusión

Fotos de la galería e interiores: Noemi Martínez Pérez. En la foto de grupo de la galería están, de izquierda a derecha: Laura, Elena, Yolanda, Nacho, Charo, María, Bianca, Marisol, Arturo, David y Luisa. Yo (la autora del blog) estoy entre María y Bianca.

 

Calidad, originalidad y formación integral del ser humano son conceptos que convergen en el Espacio Creativo de Vértice, centro zaragozano dedicado a la atención de personas con discapacidad intelectual. Un taller en el cual la costura tiene un papel relevante que se materializa en trabajos como delantales, alfileteros y sacos aromáticos que se suman a otros productos que elaboran los usuarios del centro. Todo ello con el objetivo de brindarles un medio de crecimiento personal mediante el acceso a una ocupación productiva y creativa adaptada a todos los niveles. Porque, tal y como afirma María Rosa Vicente, directora gerente de Vértice, «todos cabemos en la sociedad, cada uno, con nuestra capacidad, somos útiles».

El Espacio Creativo de Vértice es uno de los cuatro pilares de la institución, a los cuáles se suman el Centro Ocupacional, el Centro de Día y la Residencia, servicios todos ellos dirigidos a personas con discapacidad intelectual. El centro pertenece a la Fundación José Luis Zazurca, «una entidad sin ánimo de lucro, cuyo origen se encuentra en una Asociación de Padres que se creó en el año 1974, con el fin de cubrir las necesidades de las personas con discapacidad intelectual, dentro del ámbito educativo, y prestar apoyo a sus familiares», explican en la web del Centro. La fundación se constituyó a finales de 1998 y está dirigida y apoyada por un Patronato compuesto por familiares de discapacitados y personas expertas en materias jurídicas, sociales y económicas.

Todas las instalaciones de Vértice, ubicado en el barrio zaragozano de Montecanal, son muy luminosas y están rodeadas de un oasis de tranquilidad y naturaleza. Entre ellas se encuentra la Residencia, en la cual viven de manera regular cerca de 40 personas. Está diseñada en forma de apartamentos con baño individual y sala que permiten una «normalización de las actividades cotidianas y de vida de los residentes, promoviendo unas condiciones humanas y ambientales lo más familiares posible, depositando un acento especial en la creación de un clima emocional cálido y en el mantenimiento de la intimidad y de la individualización», explican desde la fundación.

Proceso de trabajo del grupo de cerámica.

Por su parte, el Centro de Día «se configura como un servicio especializado diurno, abierto y polivalente que pretende, mediante tratamientos y actividades rehabilitadoras, ofrecer una atención integral a aquellas personas adultas con discapacidad intelectual, que precisan de un mayor apoyo y supervisión para llevar a cabo las actividades básicas de la vida diaria», aseveran.

Finalmente, el Centro Ocupacional se presentaría como la principal herramienta con la que cuenta Vértice para el desarrollo de la autonomía y la autoestima de los usuarios a través del trabajo. A esta sección pertenece el Espacio Creativo, área en la que participan 25 usuarios, y en la que trabaja cada día Merche Ruiz, profesora de Educación Especial, Logopeda, y coordinadora del área de costura de dicho espacio. «Para mí aquí converge todo: la parte didáctica, la parte formativa, mi afición personal a las manualidades, a la costura, a la pintura… Es un gusto, es tan gratificante cuando un proyecto sale y los ves contentos», manifiesta Merche con tono que revela pasión por su trabajo, y el máximo cariño por las personas a las que forma y guía.

La misma estima que expresa Patricia Ibáñez, Terapeuta Ocupacional de Vértice. «Trabajar aquí es muy gratificante. Ellos te aportan a ti como persona mucho más de lo que nosotras podemos darles a ellos. Poder desarrollarte a nivel profesional con ellos, facilitarles el día a día, conseguir mejoras, ver cómo ellos disfrutan, se divierten… Se sienten responsables de su trabajo, ver el producto final a ellos les enorgullece mucho. Para nosotras trabajar aquí es un orgullo», comenta.

Nacho, David, Luisa y Elena, miembros del grupo de cerámica del Espacio Creativo

Este taller de artesanía es una de las maneras en la que se aborda la parte de terapia ocupacional, que se desarrolla también mediante trabajos de electricidad, la colocación de vitolas en botellas de vino o la manipulación de manuales de instrucciones de electrodomésticos. «El trabajo es un complemento», explica María Rosa Vicente, directora gerente de la institución. La vertiente laboral, que desarrollan a través de acuerdos con empresas, que realizan encargos adaptados a los usuarios del centro, es una pata más de la formación integral que se brinda en Vértice. Hay un taller de prensa, un huerto… «Todos participan de todo. La programación para todas las personas que atendemos es muy completa», explica.

Para lograr ese objetivo de formación global de la persona, los usuarios de Vértice también reciben clases para el mantenimiento de habilidades como la lectura y la escritura, participan en actividades deportivas y preparan fiestas como las navidades o el carnaval. «Se vela por su bienestar, el trabajo sirve de terapia pero es un eslabón más», comenta Merche Ruiz. Así, la terapia laboral se presenta como un medio más para el desarrollo de destrezas personales como pueden ser la responsabilidad y la capacidad trabajo en equipo.

El Espacio Creativo de Vértice no sería el mismo sin la aportación de otra de las trabajadoras del centro, Ana Gironella, Diseñadora Gráfica que llegó al centro para la realización de tareas administrativas y que ahora es parte fundamental del taller creativo. Ella es eje esencial para el desarrollo de los productos que fabrican los usuarios del taller. «Buscamos productos distintos y de calidad», explica.

Productos elaborados por los usuarios del Espacio Creativo

De esta manera, para el diseño de productos, en este taller de artesanía se trata de que todas las fases de creación del producto sirvan para desarrollar habilidades, con la base del aprovechamiento de los recursos disponibles. «Intentamos reciclar y aprovechar el material. Por eso en el empaquetado de los productos procuramos usar cosas recicladas. Este año, por ejemplo, en el catálogo del día del Padre hicimos un delantal con el lema “papá eres la leche”. Estuvimos guardando las botellas de leche que usan en residencia por las mañanas, las lavamos, las cortamos por la mitad y metimos el delantal dentro para presentarlo de una forma distinta», comenta la diseñadora con el mismo entusiasmo y orgullo por la pertenencia a este equipo que demuestran también sus compañeras.

El aprovechamiento de recursos es, junto con la calidad, seña de identidad de los productos que se crean en el Espacio Creativo. De esta manera «la empresa a la que le compramos las batas nos guarda los retales. Los chicos los clasifican por colores, las guardamos y cuando surge la oportunidad las utilizamos», explica Ana. En este sentido, la empresa que confeccionó las cortinas de todas las estancias de Vértice les guardó los retales, y la que tapizó los sofás de la residencia les guarda habitualmente los muestrarios para que puedan aprovechar los tejidos. «Si no sirve para productos, para disfraces, la materia prima la utilizamos toda», apunta.

Productos elaborados por los usuarios del Espacio Creativo.

«Nuestras bolsitas de lavanda están rellenas con lavanda plantada en nuestro centro. La cuidan, la riegan, la cortan, la colocan boca abajo para secarla, la tenemos que desgranar… hay todo un proceso que los usuarios siguen antes de llegar a la bolsita de lavanda», asevera Ana Gironella. Y es que en este taller creativo no se da puntada sin hilo. Cada fase de trabajo incluye un valioso aprendizaje humano y profesional.

Toda una labor y una maquinaria adaptada a las capacidades de cada usuario. «No todos los usuarios tienen la misma destreza con las manos, jugamos con las posibilidades de cada persona, vamos probando, vamos formando y vemos dónde pueden encajar en el proceso. Da igual quien haga cada parte del proceso, este es un espacio en el que se crea un producto, da igual quién cosa, quién rellene… lo que importa es que al final todos tengan una parte creativa en el proceso, que se sientan orgullosos del trabajo que hacen», explica Merche Ruiz, la coordinadora del área de costura.

De todos los productos que se fabrican en el taller de artesanía, los textiles suponen un especial reto para los usuarios. Aunque según asevera Merche Ruiz «te sorprenden. Hay trabajos que requieren unas habilidades importantes. Simplemente usar la máquina de coser supone la coordinación de una actividad manual con un pie, con la vista… la destreza manual de mover la tela, seguir una línea… es un trabajo que en principio parece fácil pero que para ellos es un reto importante. De hecho, cuando consiguen coser con la máquina no te puedes imaginar lo contentos que se ponen».

Bianca dispone el trabajo para iniciar un transfer.

Cada trabajo que se acomete en el Espacio Creativo cuenta con una fase de formación. «Primero practicamos con ellos, van pasando todos los días por el taller determinados usuarios del centro para ver qué actividad pueden desarrollar, con qué trabajos se encuentran más cómodos o tienen más facilidad», argumenta.

El gérmen del taller se gestó desde la fundación de Vértice. «Hace muchos años empezamos a trabajar en terapia manual con ellos mediante pequeños trabajos de artesanía. Poco a poco te vas dando cuenta de que tienen un potencial importante para poder trabajar. Por eso empezamos a pensar cómo podíamos canalizar toda su creatividad. Comenzamos con cerámica y textil. Con el tiempo hemos ido ampliando el taller. Ahora hacemos trabajos importantes para empresas, como unos sacos calientes que una compañía regala a sus trabajadores. Aquí se cosen, se rellenan, se diseña el texto que la empresa quiere poner… se hace el proceso entero. A veces te piden consejo, otras veces la compañía te trae la idea. También hacemos trabajos para particulares: bodas, comuniones…», reseña la coordinadora del área de costura.

Productos en los que intervienen usuarios del Centro Ocupacional.

Además de encargos de empresas, en el taller se realizan objetos artesanos de modo regular para campañas como la navidad, el día de la madre o el padre y las fiestas del Pilar de Zaragoza, productos que cuentan con gran aceptación. Y es que, como señala María Rosa Vicente, directora gerente del centro, «el boca a oído funciona a las mil maravillas». Muchos de los pedidos parten de familiares de usuarios que encargan objetos para bodas, comuniones o bautizos. «Ahora tenemos cuatro bodas en marcha», comenta. Entre los productos que se fabrican en el Espacio Creativo se encuentran sacos sujeta puertas, postales de navidad, delantales, alfileteros, sacos calientes, saquitos aromáticos para el armario, llaveros de la Virgen del Pilar, belenes y objetos de cerámica.

Espacio Creativo, Residencia, Centro de día y Centro Ocupacional son cuatro pilares en los que se sustenta la misión de Vértice. Este cometido, según explican desde la fundación a la que pertenece, se basa en «contribuir, desde nuestro compromiso ético, con apoyos y oportunidades, a que cada persona con discapacidad intelectual o del desarrollo y su familia puedan desarrollar su proyecto de calidad de vida, así como a promover su inclusión como ciudadano de pleno derecho en una sociedad justa y solidaria, promoviendo acciones y servicios que creen las condiciones idóneas para que nuestros centros puedan llevarlos a cabo».

En la Fundación José Luis Zazurca participan Ibercaja, Once, Feaps, Ayutamiento de Zaragoza, IASS y Gobierno de Aragón.

Y, de alguna forma, La Voz de las Costureras siente que ha quedado una diminuta parte de este blog en un centro que ya forma parte del corazón de su autora.

 

Si te ha gustado esta entrada, puede suscribirte aquí para no perderte ninguna de mis actualizaciones ¡Felices labores!

Siguiente artículo Martina en el País de las Hadas (XVI)
Artículo previo Martina en el País de las Hadas (XV)

Related posts

0 Comentarios

No Comments Yet!

Puedes ser el primero ¡comenta este artículo!

Deja un comentario

*

code