Vicente y Sergio, los gemelos de Maestros de la Costura
BEGIN TYPING YOUR SEARCH ABOVE AND PRESS RETURN TO SEARCH. PRESS ESC TO CANCEL

Vicente y Sergio, los gemelos de Maestros de la Costura fundadores de la marca de ropa de Rives Brothers

«El éxito en la vida no está en vencer siempre, sino en no darse nunca por vencido»

 Foto de la galería (Sergio izquierda, Vicente derecha): Shine Iberia. Fotos interiores: Rives Brothers

Son diseñadores, gemelos y han sido dos de los doce aprendices de la primera edición del Talent Show de RTVE  Maestros de la Costura. Vicente y Sergio, tercer y quinto concursantes en salir del programa, son dos hermanos nacidos en la localidad valenciana de Chiva que fundaron en 2013 Rives Brothers, una marca de ropa de inspiración decimonónica y vintage. Vicente y Sergio, que acaban de abrir una tienda en el centro de Valencia, trabajan sus prendas con mimo, unos diseños con los que les encantaría vestir a celebrities como Taylor Swift, Raquel Sánchez Silva, Paloma Cuevas, Paula Echevarría, Anne Igartiburu o Tamara Falcó. La vocación de los hermanos, que estudiaron Diseño de Moda juntos, surgió en su adolescencia, aunque ya desde niños pudieron probar las mieles de la costura de la mano de sus “yayas” Teresa y María, de las que se mostraron admiradores en el transcurso del programa. Los gemelos de Maestros de la Costura son asiduos al voluntariado y al coro de su iglesia, y buscan construir una marca con producto español, fabricado de manera respetuosa con el medio ambiente, y en el que no se utilicen pieles animales.

LA VOZ DE LAS COSTURERAS.: ¿Cómo surgió Rives Brothers, vuestra marca de moda en la que la corsetería juega un papel especial?

SERGIO Y VICENTE.: Nuestra marca nació alrededor del año 2013, cuando volvimos de Londres y decidimos llamarnos Rives Brothers. Este nombre refleja el hecho de que somos hermanos, y es en inglés porque nuestro objetivo es dirigirnos no solo al público español, sino a todo el mundo. Nuestro estilo es muy femenino, las faldas suelen tener mucho vuelo, los cuerpos muy ajustados y vestidos llenos de reminiscencias vintage, muchos detalles, simetrías, formas orgánicas, etc… Nos gusta hacer vestidos únicos, para poder trabajarlos con mimo y reflejar la personalidad de la clienta. Nos dirigimos a todo el público femenino, desde niñas a señoras, aunque nuestro público ideal son aquellas mujeres que buscan diseño, elegancia y tienen cierta nostalgia de la estética de la primera mitad del siglo XX.

LVC.: ¿Cómo surgió esta vocación por el diseño que ambos compartís?

S. y V.: Nuestra vocación de diseñadores nos viene desde niños, siempre fuimos muy creativos, siempre dibujando y haciendo manualidades. Las películas de época llamaban mucho nuestra atención, veíamos alguna en VHS, parábamos la imagen en la tele y dibujábamos los vestidos. Aunque no fue hasta nuestra adolescencia que nos dimos cuenta que la moda era lo nuestro. Y en cuanto a la costura en casa, nuestra yaya Teresa es una artista del ganchillo y nuestra yaya María, siempre estaba cosiendo los arreglos de toda la familia, y de joven incluso se dedicó a ello de una manera profesional, pero aparte de esto, somos pioneros en familia al pretender dedicarnos a la moda por completo.

LVC.: ¿Qué hay de Charles Frederick Worth, Christian Dior o Ulyana Sergeenko, parte de vuestros referentes, en vuestros diseños?

S. y V.: De Dior y Worth, sobre todo Worth, nos inspiran los detalles, las combinaciones de colores, los volúmenes, las texturas… Y en cuanto a diseñadores más actuales como Zac Posen (sus vestidos de noche son increíbles) y Ulyana Sergeenko, nos vemos un poco reflejados en ellos porque es el estilo de vestidos que haríamos si tuviéramos el dinero suficiente como para presentar una colección.

LVC.: El hecho de que los líderes de la marca seáis hermanos gemelos supone un hecho diferencial respecto a otras marchas. ¿Qué hay de distinto en el hecho de que dos mentes diseñen como una sola?

S. y V.: Al ser dos somos más creativos, tenemos el doble de inspiraciones, y muchas ideas. Además siempre tenemos dos puntos de vista, dos opiniones, y somos 100% sinceros el uno con el otro. Todo esto creemos que es muy positivo, ya que hace que nos autoexijamos más, que nuestros diseños sean más creativos y además lo que uno no ve, el otro sí. Nos pasamos mucho tiempo discutiendo cuando decidimos los diseños (especialmente lo que hacemos para desfiles, fotos, etc..), pero merece la pena y creemos que al final se refleja que está todo pensado al milímetro.

Página web de Rives Brothers. Foto: www.rivesbrothers.com

LVC.: Durante el programa se ha podido ver que ambos hermanos sois solidarios y unos “buenazos”, como se suele decir. ¿Qué hay de vuestro carácter en vuestra marca? ¿Vuestros valores humanos marcan de alguna manera su desarrollo?

S. y V.:  Inevitablemente en todo lo que hacemos dejamos un poco de nosotros, cada vestido que hacemos es como un hijo, y eso creo que queda reflejado, la gente que nos conoce bien, en cuanto ve un vestido nuestro lo reconoce. Además, debido a nuestra manera de ser, no nos pasamos con los precios ya que no nos queremos aprovechar de nadie y algo fundamental para nosotros también es que todas las clientas se sientan como en casa, y que tengan plena confianza para decir si algo no les gusta. Si en un futuro crecieramos como empresa nos gustaría emplear a gente de difícil integración laboral como exdrogadictos, expresidiarios o personas no tan jóvenes (formándoles previamente si hiciese falta) y por supuesto utilizar todo producto español, fabricado de una manera respetuosa con el medio ambiente y sin utilizar pieles de animales.

LVC.: En vuestra presentación mencionais que a partir de los años cincuenta del siglo XX se perdió la elegancia que había caracterizado la moda hasta entonces.

S. y V.:  Nosotros somos unos enamorados del Art Nouveau, de las artes decorativas, del gusto por hacerlo todo bonito y decorativo porque sí. A partir de los años 60, la moda se transformó a siluetas más simples, y la feminidad del siglo XIX, de principios del siglo XX, esos tocados de la Belle Èpoque, ese gusto, esa elegancia y delicadeza, simplemente se perdió y dio paso a siluetas más prácticas y adaptadas a una sociedad en evolución, que no es algo malo, pero simplemente para nosotros se perdió un poco esa magia de la moda.

LVC.: ¿A quién os gustaría vestir?

S. y V.: Nos habría encantado vestir a Grace Kelly, Rita Hayworth, Audrey Hepburn, Lauren Bacall, Carole Lombard… todas esas grandes actrices que eran bellísimas y que tenían una clase, y una elegancia difícil de encontrar hoy en día. Aun así, actualmente nos encantaría vestir a Taylor Swift (la admiramos mucho), a Alicia Vikander (La chica Danesa) y uno de nuestros sueños es vestir a alguna celebridad en las grandes alfombras rojas, como los Oscars. Y en el ámbito nacional a mujeres con estilo como Raquel Sánchez Silva, Paloma Cuevas, Paula Echevarria, Anne Igartiburu, Tamara Falcó, etc…

Diseño http://www.rivesbrothers.com
Uno de los modelos de la marca. Foto: www.rivesbrothers.com

LVC.: ¿Cómo supisteis de Maestros de la Costura? ¿Qué recordáis del proceso de selección?

S. y V.: Varias amigas nos avisaron al ver el anuncio en televisión y no lo dudamos ni un segundo y aplicamos. En los castings conocimos a personas encantadoras, todos con tanta ilusión, tantos sueños… la verdad es que nos duele por los que no consiguieron llegar y recordamos cómo pensábamos que no llegaríamos ni de casualidad, porque había tanta gente, que pensábamos que era casi imposible.

LVC.: ¿Con qué os quedáis de vuestro paso por el concurso?

S. y V.: Nos quedamos con grandes amigos y un gran aprendizaje a muchos niveles, tanto personal como profesional. Está claro que para la confección a medida, que es lo que hacemos nosotros, no se cose a contrarreloj, se cose con mimo y delicadeza. Así que desde el principio éramos conscientes de cuál era nuestro punto débil, y pese a ello luchamos para mejorarlo. Nuestro mejor recuerdo fue cuando entramos en el plató por primera vez: esa ilusión de pensar que por fin nuestros sueños se iban a hacer realidad. Y lo peor las expulsiones: consideramos que fueron bastante prematuras (especialmente la de Vicente) y eso, junto a la impotencia de saber que no has podido demostrar lo que eres capaz de hacer por falta de tiempo, es muy duro.

Uno de los modelos de la marca. Foto: www.rivesbrothers.com

LVC.: ¿Cómo os gustaría ser recordados tras vuestro paso por el programa? ¿Qué es lo que destacarías de vuestra relación con el jurado y con el resto de concursantes?

S. y V.: Nos gustaría ser recordados principalmente como dos buenas personas, profesionales, que nos tomamos muy en serio nuestra profesión y que con tiempo somos capaces de hacer vestidos que aportan algo nuevo y que están bien confeccionados. De los compañeros destacaría la excelente relación y los buenos momentos y anécdotas vividas. Y del jurado, hablando desde nuestra experiencia, nos hubiera gustado que hubieran sido más cercanos con nosotros y que nos hubieran aconsejado cómo enfocar nuestra carrera una vez fuera del concurso.

LVC.: Una vez fuera del concurso, y después de haber probado la televisión, la costura y el diseño a otro nivel… ¿cómo os gustaría que se desarrollara vuestra carrera profesional?

S. y V.: Principalmente lo que queremos es vivir de nuestra pasión, que es el diseño de moda. En cuanto al desarrollo de nuestra carrera, estamos abiertos a cualquier oportunidad de trabajo relacionada con la moda. Nos gustaría trabajar para el cine, el teatro, dar masterclass de manera ocasional e incluso hacer algún proyecto conjunto con nuestros compañeros del talent de costura. Además, el mundo de la televisión nos ha gustado y nos encantaría quizás poder colaborar de alguna manera con algún programa de televisión. Pero bueno, de momento lo que ya estamos haciendo es abrir al público nuestro propio taller en pleno centro de Valencia en donde poder realizar nuestros diseños exclusivos a medida. Y es que el éxito en la vida no está en vencer siempre, sino en no darse nunca por vencido.

Leave a comment

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked

*

code